PSUV evaluó reunificación en las siete parroquias de Alberto Adriani

 De la mano con los equipos parroquiales y Ubch





Jorge Galvis Jr


Este lunes en horas de la mañana los equipos políticos estadal y municipal del Partido Socialista Unido de Venezuela sostuvieron una reunión con los voceros de las Unidades de Batalla Bolívar Chávez, precandidatos a la alcaldía Alberto Adriani y los recientemente elegidos al Gobierno municipal Edith Guerrero y regional, Jehyson Guzmán.

Cabe destacar que en esta actividad política participó el precandidato Ramón Lobo, como también, Luis Martínez, Wilmer Iglesias, Miguel Reyes, Sorainnel Castillo, Yeimi Suárez y el alcalde Mezin Abou Assi.

En sus palabras Guzmán manifestó que junto a los equipos políticos parroquiales evaluaron los temas de reunificación en las siete parroquias de la geografía vigíense y sus comunidades, rumbo a la Gran Batalla del 21 de noviembre donde los psuvistas y el Gran Polo Patriótico ganarán con Edith Guerrero la alcaldía local, mientras que este municipio garantizará las condiciones necesarias y suficientes para ganar la Gobernación de Mérida.

"Hemos hecho una evaluación sobre los hechos de construcción de la unidad de los patriotas, en los términos de la responsabilidad histórica que tiene cada dirigente revolucionario, quienes con conciencia sumarán todas las voluntades, asumiendo el PSUV como instrumento para la lucha por las clases sociales más vulnerables  y desposeídas, de ser nosotros los portavoces de aquellas familias que no encontraron durante los últimos 04 años en la Gobernación una voz que les ayude a resolver sus problemas", dijo.

Al cierre acotó que evaluaron la realización de un plan de trabajo que le de respuestas al pueblo en materia de servicios públicos, la accesibilidad a los derechos básicos fundamentales, y sin lugar a dudas el compromiso fundamental de cada dirigente para estar siempre en la calle, de lado del pueblo, lejos de las oficinas y divorciados de la burocracia y corrupción, más bien con condición moral en cada terreno adverso para estar de la mano con la gente.