Transparencia Venezuela condena abusos contra diputados de la Asamblea Nacional









Observador Parlamentario, 7 de enero de 2020. Transparencia Venezuela rechaza enérgicamente el abuso cometido por las fuerzas de seguridad del Estado que, siguiendo órdenes del Ejecutivo de Nicolás Maduro, impidió el ingreso de la mayoría de los diputados de la Asamblea Nacional al Palacio Federal Legislativo el domingo 5 de enero de 2019 y permitió la supuesta imposición de una nueva junta directiva, sin contar con el quórum necesario y sin realizar la votación establecida en la Constitución y las leyes.


La junta directiva que se pretendió instalar, mientras se limitaba el acceso de la mayoría de los diputados, está liderada por Luis Parra, uno de los parlamentarios acusado de estar involucrado en una supuesta trama de corrupción entre la comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional y proveedores de los CLAP, que está siendo investigada por una comisión especial de la Asamblea Nacional. Por el caso también han sido señalados 8 diputados más.


La supuesta instalación de la junta directiva también contó con el respaldo de los parlamentarios de la bancada del Partido Socialista Unido de Venezuela y de diputados acusados de haber recibido sobornos para retirar su apoyo a la oposición y respaldar al gobierno de Maduro, en lo que ha sido denominado como “Operación Alacrán”.


Las irregularidades cometidas el domingo iniciaron en la madrugada cuando cuerpos de seguridad del Estado asediaron a los parlamentarios opositores en el hotel en el que se estaban quedando, hacia el este de Caracas.


La instalación

Las acciones intimidatorias del día obligaron a los legisladores opositores a sesionar en otro lugar. A las 5 de la tarde, Juan Guaidó y a los diputados que lo respaldan, amparándose en el artículo 1 del Reglamento de Interior y de Debates del Parlamento, sesionó en la sede del diario El Nacional con el quórum reglamentario para elegir la nueva junta directiva para el período 2020-2021. La elección fue nominal y Guaidó resultó reelecto con el respaldo de 100 diputados presentes. No hubo necesidad de activar el mecanismo del voto telemático.


En la directiva lo acompañaran los diputados Juan Pablo Guanipa y Carlos Berrizbeitia como primer vicepresidente y segundo vicepresidente respectivamente. La secretaría quedó en manos de Angelo Palmeri y la subsecretaria corresponde a José Luis Cartaya, por segundo año consecutivo. La diputada Delsa Solórzano, en representación de los partidos minoritarios que hacen vida en la Asamblea Nacional, fue la encargada de hacer la postulación de la junta directiva.


Según la Constitución Nacional, en su artículo 221, el quórum necesario para celebrar una sesión es la mayoría absoluta de los miembros (84 diputados), mientras que el Reglamento de Interior y Debates, en su artículo 26, establece que le corresponde al presidente de la Asamblea Nacional dirigir las sesiones, por lo que el acto donde fue proclamado Parra carece de legalidad. Ambas normas fueron cumplidas en la sesión de la tarde.


Transparencia Venezuela insiste en la defensa de la institucionalidad. La vigencia de la Constitución Nacional y las leyes debe prevalecer, en especial en momentos tan difíciles para el país, por lo que se hace necesario el respeto a la legitimidad de los parlamentarios que recibieron el respaldo de los venezolanos.