martes, 18 de junio de 2019

La ZODI y cuerpos policiales deben brindar mayor seguridad en el centro de Mérida

Ante hurto millonario de luminarias en la plaza Bolívar





El gobernador inspeccionó las tanquillas de agua y los cajetines eléctricos, de donde los cacos hurtaron material costoso y que se instaló para el uso y disfrute de propios y visitantes

Prensa OCI

Ante el nuevo hurto de material eléctrico y iluminarias ya instaladas en la plaza Bolívar de la ciudad de Mérida, el coronel (GNB) Germán Gómez Mora, director de Seguridad Ciudadana de la gobernación, formuló un llamado muy sincero y urgente, a favor de la necesaria creación de una consciencia que permita —de una vez por todas— entender que no se puede seguir tolerando los reiterados hurtos de bombillas y cableado de la plaza Bolívar.

Puntualizó Gómez Mora que de nuevo personas inescrupulosas, a las cuales nada les importa los bienes del estado y los de la comunidad, siguen cometiendo hechos delictivos en zonas urbanas, monumentos y edificaciones gubernamentales.

Para el director de Seguridad Ciudadana tales acciones, además de intolerables, resultan igualmente denigrantes y, de acuerdo con la legislación vigente, son actos sujetos a la acción penal. Por lo tanto, solicitó a los cuerpos de seguridad del estado —a través del Cuadrante de Paz que tiene jurisdicción sobre el centro de la ciudad— cumplir con sus funciones de resguardo de los bienes y personas en este sector, ya que también en horas del día se producen robos y atracos, lo que convierte al centro de la ciudad en zona roja.

Para el director de Seguridad Ciudadana la crisis que atraviesa el país ha acentuado los hechos delictivos en una urbe que en otrora era símbolo de paz y de seguridad.

Debido a esta alarmante situación, Gómez Mora solicitó al comandante de la ZODI que, a través de la Policía Nacional Bolivariana, Policía estadal y Policía Municipal, se ejecuten operativos de patrullaje constante y selectivo, de manera que pueda brindársele seguridad a este sector, a la ciudadanía y, por ende, a los bienes de las personas y al patrimonio público. Al respeto, el alto funcionario considera que tantos delitos cometidos en este sector clave de la capital andina, no solo llama la atención sino que obliga su inmediato cese, lo cual se logrará —reiteró— por la vía de la continua vigilancia.

-Recuérdese que la gobernación fue despojaba de una institución tan importante como lo es la Policía —advirtió—, por lo que, lamentablemente, prestar la debida seguridad ya no es de nuestra competencia; sin embargo, reiteramos nuestra disposición a prestar toda clase de cooperación con los cuerpos de seguridad nacionales y regionales, con el fin de garantizarla.
Share: