martes, 14 de agosto de 2018

Abilio Gómez (Juventud-AD): Esta generación no se doblegara ante las injusticias cometidas por este gobierno



 

Con recorridos en todo el municipio, visitas casa por casa, enseñando a votar a las personas, motivando la participación y defensa del voto, garantizan la victoria democrática

 
 

Ha sido nuestra generación el objetivo continuado de políticas de estado que buscan domesticar o generar conductas de dependencia y sumisión al gobierno nacional. Quienes gobiernan hoy no han tenido más opciones que recurrir a las dadivas o al miedo para mostrar solidez y eternidad en el poder, sin embargo quienes hemos permanecido en la acera de enfrente entendemos que cuando las cosas se han hecho bien, se les ha demostrado que no son invencibles, sino por el contrario son vulnerables en cualquier escenario democrática.





Lamentablemente el costo para nuestra generación ha sido altísimo, quienes han sido bandera y quienes se han negado en todo momento a ser domesticados no han tenido otras alternativas que vivir el exilio forzoso, compartir los calabozos del helicoide o cualquier mazmorra venezolana, y en muchos de los casos la muerte. Millones de hermanos se arrancaron de raíz dejando a sus familias para tratar de brindar  un futuro más decente a los suyos pero lo más grave es que en su gran mayoría son hombres y mujeres profesionales que han podido poner al servicio de la Nación sus habilidades.



Los casos de persecución y tortura son cada vez más visibles para la opinión Nacional e Internacional, lo que se quiso generar con el aberrante hecho cometido a nuestro hermano de lucha Juan Requesens es condenable para cualquier ser humano, querer mostrar a través de estos hechos que solo hay una verdad y quien la enfrente está condenado a correr con la misma suerte solo ha generado una ola de repudio, ni siquiera al ex presidente Hugo Chávez luego de intentar asesinar al presidente Carlos Andrés Pérez y su familia vivió situaciones parecidas. Entendemos entonces que solo el temor como arma para neutralizar a quienes siguen levantando su voz en contra de los atropellos del régimen no va ser suficiente para callar a los millones de jóvenes que tenemos la plena convicción de que este país cambiara, y lo hará con la fuerza y el empeño de todos. Nuestra lucha es sin tregua y sin descanso, por los millones de venezolanos que han sufrido la barbarie del gobierno y los millones de madres que han visto a sus hijos partir de un país sumido en la miseria.

 
Share: