lunes, 12 de junio de 2017

Enrique Ochoa Antich pide al Defensor del Pueblo no convertirse en Comisario Político

En su visita a la ciudad de Mérida

 


 

 

El abogado y vocero del Foro "Cambio Democrático", Enrique Ochoa Antich, de visita en la ciudad, dijo que envió una Carta Abierta al Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, con quien tuvo en los años 90 una relación de lucha por los DD.HH, para que eleve la voz ante actual violación de DD.HH y no se convierta en una especie de Comisario Político al servicio del gobierno.

 

Para Ochoa Antich la Defensoría del Pueblo es la representación de los ciudadanos en el Estado, para defenderlos, y por eso le hace ese llamado de atención y le recuerda la actuación de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), cuyo voto sería decisivo para poder abrir en el poder moral un camino diferente, ahora que la Fiscal ha declarado con tanta contundencia que se ha quebrantado el orden Constitucional, así como la convocatoria espuria de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y a la fuerza, que no es expresión de la voluntad nacional.

 

Para el profesional del Derecho, la ANC según sus voceros va a ser un "patíbulo", donde van a destituir a la Fiscal, le van a quitar la inmunidad a los parlamentarios electos, etc. "Entonces, frente a esa ANC que es un autogolpe, el Defensor del Pueblo debería decir algo, o si no se va a convertir en cómplice de ese autogolpe, que al final podría legitimar y justificar, a los ojos de la oficialidad joven de la Fuerza Armada Nacional, un pronunciamiento militar para impedirlo".

 

Indicó que la salida que se quiere para que justamente no tenga que producirse una salida de fuerza, es el diálogo y la negociación, con una primera responsabilidad del Estado y del gobierno, mostrando gestos y tomando decisiones, y no esperar acuerdos con la oposición para tomar algunas decisiones, por ejemplo, sobre el tema de los presos políticos que sería un gesto importante, para abrir la posibilidad del diálogo y la negociación.

 

Acotó finalmente que naciones más fracturadas que Venezuela como Sudáfrica, Chile, España, Centroamérica y Colombia, lograron resolver sus problemas a través del diálogo, proceso que necesita tiempo, porque no se trata de la rendición incondicional del gobierno cuando la contraparte lo planteé.

 
Share: