Liliana Guerrero: solo en unidad podremos recuperar la democracia en el país



 

*** El partido Un Nuevo Tiempo (UNT) Mérida inauguró su sede en el municipio Alberto Adriani

 

Prensa UNT Mérida

 

Con un llamado a la unidad y un mensaje de esperanza dirigido a sus militantes, seguidores y pueblo en general, los dirigentes del partido Un Nuevo Tiempo (UNT) en Mérida, inauguraron la sede de esta organización política en el municipio Alberto Adriani.

 

Liliana Guerrero, secretaria general regional de UNT Mérida, estuvo presente en la inauguración del recinto desde donde animó a los venezolanos a seguir enarbolando las banderas de la lucha por recobrar la libertad y la democracia del país desde la unidad, acción vital para el proceso de cambio en el que se viene trabajando.

 

“Desde Un Nuevo Tiempo vamos a seguir insistiendo en todo lo que haya que hacerse para lograr la reconstrucción de la democracia y eso se podrá si a lo interno de nuestras familias, de nuestro hogares, entendemos que la lucha debe continuar a pesar de las adversidades, eso se lo vamos a demostrar al mundo. No es momento de declinar”, pronunció Guerrero.

 

Dirigentes regionales y municipales del partido se mostraron complacidos y orgullosos de poder contar con la “casita azul” para todos los ciudadanos, para continuar con la labor social que vienen desempeñando en las comunidades.

 

Como parte de las actividades contempladas en la inauguración de la sede del partido, los unetistas realizaron una caminata por la parroquia Presidente Páez, a fin de dar a conocer con profundidad el “Acuerdo de Salvación Nacional”, así como los proyectos que seguirán impulsando desde esta organización política para que se realicen elecciones libres y verificables.

 

Todo el dolor y toda la angustia que estamos viviendo los venezolanos – dijo Guerrero – nos debe servir para transformarlo en fortaleza, esperanza, fe y conciencia, es así como vamos a conquistar los corazones de los ciudadanos para las luchas que se requieren en la reconstrucción del país.

 

Aseguró la secretaria general de UNT en Mérida que seguirán exigiendo al régimen la entrada de las vacunas a Venezuela en las cantidades necesarias para que todos los ciudadanos puedan ser vacunados pero no a través de mecanismos impuestos, entendiendo que todos en igualdad  de condiciones las necesitan y hay que seguir salvando vidas.

 

“Las prioridades deben ser el personal de salud, los docentes y las personas de la tercera edad, estableciendo para ello un verdadero plan de vacunación”, dijo.

 

El reclamo también alcanza la dotación de insumos para los centros asistenciales, ya que ninguno -incluyendo el hospital centinela- está en la capacidad de darles a los ciudadanos todo el tratamiento requerido para tratar la COVID-19.

 

“Eso es una realidad, el régimen no atiende esa necesidad y los familiares de los pacientes recluidos en los centros de salud lo saben, hay grandes deficiencias y ahí es donde me pregunto, ¿por qué el régimen no termina de decir la verdad?, las familias están sufriendo aun si los tienen en casa, porque el tratamiento es muy costoso”, precisó Guerrero.

 

Las decadencias en el país no solo están referidas a la salud, explicó la dirigente de UNT, sino que también arropan al sector educación. “En Mérida y en el país hay una deficiencia educativa enorme, el régimen no presta atención a los maestros porque no hay unos salarios dignos ni herramientas necesarias para que ellos puedan atender debidamente a los niños”.

 

A esto se le suman las dificultades económicas por la que atraviesan los padres, las cuales van desde el tema del transporte, hasta la alimentación, pasando por el alto costo de uniformes y útiles escolares. “Si aquí hay una verdad, es que en Venezuela la estamos pasando mal, y esos índices de inflación pegan duro al bolsillo de los venezolanos; por ello, seguiremos alzando la voz para que haya justicia social, que es lo que clama el pueblo”, sentenció la líder de UNT Mérida, Liliana Guerrero.