¡EL CAOS! Luz, agua, telecomunicaciones, gas y gasolina: las pesadillas del pueblo merideño





Jade Delgado/Caraota Digital

 

Entre un caos de todos los servicios básicos denunciaron vivir los merideños. Lamentan que no solo deben soportar la angustia de la pandemia, sino frecuentes apagones, fallas de internet, escasez de gas doméstico, problemas para realizar y recibir llamadas telefónicas y una mala distribución del agua potable.

 

Richard Lobo, señaló que hace días se le presentó una emergencia y fue imposible comunicarse desde su teléfono celular con alguien para solicitar ayuda. Tuvo que pedir a un vecino el favor y por suerte llamar una ambulancia, "esto nos afecta fuertemente", dijo.

 

Agregó que en el sector donde vive el servicio eléctrico falla por siete, doce y hasta 24 horas. El internet es deficiente, al igual que la telefonía. " Nos afecta porque estamos en una pandemia y con estas limitantes se hace más engorroso el día a día de los venezolanos".

 

Por su parte, el señor José Rojas añadió a la lista de penurias que padece, el mal servicio de gas doméstico, agua potable y los cortes eléctricos. Situación que también afecta a los comerciantes de la parroquia El Sagrario del municipio Libertador.

 

Con la suspensión del suministro de energía eléctrica también se ve afectada la televisión por cable, los puntos de venta y la mensajería de texto. Además del servicio de agua potable en varias comunidades que se alimentan por sistema de bombas.

 

Estos inconvenientes no son de un solo municipio, sino de las 23 jurisdicciones y 86 parroquias que conforman el estado Mérida, mientras más alejado se ubique el pueblo de la capital, más grande es el sufrimiento.

 

Aunado a esto, los merideños reclaman las calamidades que viven cuando les corresponde hacer filas hasta de 5 días por gasolina.

 

Pero no solo sufren quienes hacen fila en las gasolineras, también las personas que viven cerca de las bombas y deben calarse el ruido, bloqueo de la vía, y demás irregularidades.