Bloqueo a Venezuela induce caída de 66,78% en suministro de GLP hacia Mérida

 


 


 

 

 

 _*** En plataformas de internet, el protector de Mérida, Jehyson Guzmán, junto a voceros de Corpomérida, analizó aristas clave del bloqueo a Venezuela, entre ellas el sabotaje a la industria nacional del gas, el desequilibrio en el mercado y la necesaria lucha contra la especulación ***_

 

El actual bloqueo, impuesto a Venezuela por el Gobierno de los Estados Unidos, induce una caída de 66,78% en el suministro de Gas Licuado de Petróleo (GLP) para el estado, denunciaron voceros de la Corporación para la Protección del Pueblo de Mérida (Corpomérida).

 

El indicador fue divulgado en un informe, durante el foro virtual “Impacto del bloqueo en el servicio de gas doméstico del pueblo”, actividad que moderó el protector de Mérida, Jehyson Guzmán y fue organizada por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

 

En el evento, transmitido por diferentes plataformas de internet, Guzmán señaló que la actual coyuntura energética pone en evidencia el mito de que las llamadas “sanciones” “sólo afectan a funcionarios del alto Gobierno”, y advirtió que por el contrario, afectan a todo el pueblo, lesionando los Derechos Humanos.

 

“A todos por igual nos afectan las consecuencias que tiene el bloqueo en la distribución nacional de gas, situación que se agrava por la especulación por parte de distribuidores privados, que operan en nuestro territorio”, advirtió en conversación con regentes de Corpomérida y de la gasífera estadal Nevado Gas.

 

Sabotaje a una industria estratégica

 

Douglas Rivas, responsable de la Gerencia para Fortalecimiento de los Servicios Públicos de Corpomérida, señaló que el bloqueo financiero internacional induce restricciones a la industria petrolera nacional, en materias como el acceso a insumos, repuestos y servicios, que a escala mundial, aportan diferentes empresas del mercado petrolero.

 

“Muchos equipos de nuestras fuentes de procesamiento de gas son de diseño y tecnología extranjera (EEUU) y el bloqueo impide reemplazar componentes, hacer mantenimiento (...) Por eso, nos toca hacer traslados desde el estado Anzoátegui, con un recorrido estimado en 2.400 kilómetros”, señaló Rivas, tras informar que infraestructuras de Zulia y Falcón se encuentran fuera de servicio, precisamente por razones técnicas, agudizadas por el bloqueo.

 

La concentración de la demanda nacional de GLP en un centro de despacho masivo único, genera cola y tiempo de espera para el llenado de cada cisterna, a lo cual se suma, el tiempo de transporte, que se extiende hasta por 13 días, para que cada cisterna vaya al complejo Petroquímico “General de División José Antonio Anzoátegui”; sea aprovisionada y retorne a Mérida.

 

Al respecto, agregó el vocero de Corpomérida, cada unidad cisterna que se moviliza para la búsqueda de GLP tiene asociado un costo operativo de Bs 463.000.000, sin incluir recuperación alguna de inversión, contraprestación, o rentabilidad en las operaciones, en el caso de la empresa Nevado Gas.

 

Desequilibrio en el mercado nacional de GLP

 

Una arista clave a dilucidar, es la caída en indicadores del suministro de GLP para Mérida, entidad que ha recibido este mes de septiembre 2 millones 458 mil 397 litros (L) de GLP, equivalentes a unas 66 gandolas de 37.000 L cada una, se desprende del análisis.

 

“Es un indicador significativamente bajo, siendo que la demanda estadal se estima en no menos de 200 cisternas mensuales y unas 365, necesarias para el óptimo abastecimiento estadal”, comentó al respecto Douglas Rivas, agregando que esto supondría un suministro de 40 L por familia al mes.

 

Otro dato insoslayable del informe técnico, corresponde a la comparación del suministro de gas, entregado a las empresas privadas y a la estatal Nevado Gas (filial de Gas Comunal).

 

Y es que, 70% del total de GLP que ha llegado a Mérida, este mes de septiembre, fue asignado a las empresas privadas Arsugas, Busgas y Gases Tovar. Sólo 29% del volumen total, superior a 2,4 millones de L, correspondió a la empresa Nevado Gas, es decir sólo unos 724 mil 892 L, según informe de Corpomérida.

 

Al respecto informó Rivas, Corpomérida presentó los datos a PDVSA-Gas, esta misma semana, con miras a que se identifique los motivos del desequilibrio en los despachos, que consideró Rivas, constituyen una “discriminación” hacia la empresa Nevado Gas.

 

Lucha contra la especulación

 

Durante el foro virtual los voceros de Corpomérida y el protector Guzmán coincidieron al identificar la especulación interna como un factor que agrava la incidencia del bloqueo, una práctica que involucra principalmente a las empresas privadas, prestadoras del servicio de distribución.

 

“Tenemos la importante tarea de defendernos de las consecuencias del bloqueo, pero también debemos generar acciones contundentes en el territorio merideño, para garantizar que el servicio de gas llegue a todos los hogares”, sostuvo Jehyson Guzmán, tras analizar denuncias aportadas por diferentes participantes del encuentro virtual.

 

“Tenemos que tomar acciones contra quienes están especulando y cobrando hasta 40 dólares por bombona de gas”, exhortó, y llamó a establecer articulación con los Poderes Públicos nacionales, con los Concejos Municipales, alcaldías y Consejo Legislativo.

 

En este sentido, Guzmán conminó a que los Concejos Municipales a que apliquen ordenanzas de protección al pueblo ante la especulación, ceñidos al hecho de que las empresas privadas y públicas reciben de manera gratuita el gas, y sólo pueden cobrar lo que corresponda al servicio de distribución.

 

“El contenido de cada bombona es subsidiado. El Gobierno lo entrega gratis”, sostuvo Guzmán, y exhortó a que las empresas comercializadoras divulguen las estructuras de costos de sus operaciones, algo que debería conllevar contraloría por parte de entes del Gobierno y del pueblo organizado, propuso el también candidato del PSUV a las elecciones parlamentarias de diciembre próximo. Prensa Corpomérida