¡DESIGUALDAD! - Pensionados en Mérida: "solo Maduro y su gabinete comen proteínas, nosotros los pobres no"


 





Jade Delgado/ Caraota Digital

 

El alza del dólar continúa afectando el bolsillo de los venezolanos, quienes cada vez llevan menos alimentos a sus hogares y ganan salarios pírricos en bolívares. De acuerdo con personas consultadas, en el país "solo quienes conforman el gabinete de Nicolás Maduro tienen acceso a las proteínas".

 

En el estado Mérida la mayoría de pensionados dejaron de consumir los alimentos necesarios ante los elevados costos, aseguran que las carnes rojas, el pollo, la carne de cerdo, el pescado, entre otras, desaparecieron hace años del menú.

 

Este crítico escenario se registra durante la llamada revolución y bajo un concepto de "igualdad social" que está muy apartado de la realidad, porque cada día los ciudadanos son más pobres, expresan los entrevistados.

 

Solo Maduro y su gabinete comen proteínas

 

A juicio de los merideños, la administración de Nicolás Maduro no ha dejado de aplicar políticas económicas y sociales desacertadas, que solo afectan el poder adquisitivo y la calidad de vida de la clase trabajadora, pensionados y jubilados.

 

El señor Isidro Echavarría fue pensionado por una discapacidad , señala que cada vez que cobra la pensión de Bs. 400.000, apenas le alcanza para un paquete de harina que sobrepasa los 300.000 bolívares, sin tener acceso a otro alimento para acompañar las arepas, "ni siquiera mantequilla".

 

Lea también  Hay nuevo indicador para medir la calidad de vida del Venezolano “pobreza de consumo”, donde se ubica 68% de la población (testimonios)

 

Tampoco puede comprar proteínas, ya que el kilo de cada carne es superior a 1.000.000 de bolívares, tendría que trabajar tres meses para comprar un kilo de cualquier proteína, período de tiempo en el que el dólar variaría y el costo del alimento también, es por esto, que muchas personas jamás volverán a probar el sabor de la carne.

 

"Las proteínas las comerá el presidente y toda la gente que tiene a su alrededor, esos abren su boca y se la llenan de comida, pero nosotros los pobres, la gente de a pie no podemos comer eso", lamentó.

 

Por su parte Ramón Moreno, instó al gobierno central a aplicar medidas económica más certeras, explicó que el dinero de la pensión y los salarios no son suficientes para alimentarse, "por eso es que los pensionados queremos trabajar".

 

No solo los precios de las proteínas aumentaron en la región andina, los vegetales también se han alejado de la mesa de los ciudadanos, ya que los costos se han disparado por varias razones; la escasez de gasolina que incrementa el gasto de los fletes y el alza del dólar que disminuye el poder adquisitivo del bolívar, al menos dos veces por día.