Ramón Guevara evalúa opciones para frenar migración en Piñango

Al Gobernador  le preocupa la partida de los jóvenes

 

 

 


 

 

La realidad país afecta significativamente a los pueblos merideños, por lo que el gobernador Ramón Guevara recorre la geografía local para evaluar opciones que recuperen la calidad de vida de los merideños.

 

Piñango, julio  (Prensa OCI).- Las montañas andinas reservan un mágico poder que cautiva a quienes les habitan y a los que las visitan, sin embargo, la falta de gasolina, las fallas en el suministro eléctrico y la dificultad para comunicarse, alejan a los nativos, dejando a los pueblos en una soledad forzada y los campos abandonados, ese el caso de Piñango, situado en el municipio Miranda, hasta donde el gobernador Ramón Guevara llegó enarbolando su compromiso con la vida de los merideños.

 

Para acceder al típico poblado se puede usar la ruta más turística, tomada desde la carretera trasandina a la altura del pico El Águila o Collado del Cóndor, desde donde luego de 36 kilómetros que se recorren en dos horas y media, se llega a Piñango, un pueblo de 3 mil habitantes registrados, según el último censo, pero que actualmente no cuenta ni con la mitad de ellos.

 

En el camino se pueden ver generosos cultivos, los cuales en un pasado no muy lejano eran pródigos en cosechas, ya nada es lo mismo debido al deterioro en la calidad de vida, aseguró Alexis Delgado, quien mantiene una finca casi sin braseros.

 

El prefecto del pueblo, Emigdio Antonio Rivera, hace acopio de los problemas que alejan a los jóvenes nativos del pueblo, la electricidad como en toda Venezuela mantiene a los pobladores a oscuras, “no hay señal para teléfono ni fijo ni móviles, por tanto no hay internet, no se puede estudiar en línea, por lo que los niños y jóvenes se la ven muy dura, no se puede tener punto de venta para agilizar el comercio”, puntualizó el funcionario, quien agregó que la falta de combustible imposibilita que los agricultores locales puedan extraer sus cosechas para comercializarlas.

 

Para aportar al bienestar local el primer mandatario regional se comprometió a designar una comisión de expertos que se trasladarán hasta el pueblo y evaluarán la mejor forma de recuperar una planta eléctrica puesta en funcionamiento por el ex presidente Carlos Andrés Pérez; determinarán la factibilidad de cambiar las baterías de la planta eléctrica del ambulatorio;  indagarán sobre la certeza de realizar trabajos que permitan la conexión vía internet de los vecinos e iniciarían el proyecto de recuperación vial que se pudiese llevar allí. 

 

Reconocimiento al personal de salud

 

El gobernador Ramón Guevara, en su periplo constante por los pueblos del estado,  llevó al ambulatorio de Piñango los kits de protección personal en el marco de la Campaña Anti Covid-19 “Dr. Arnoldo Gabaldón”,  allí reconoció la labor de la médico Emperatriz Colina, quien luego de trabajar durante 9 años en el sector, ha ganado el respeto, la consideración y el aprecio de todos los habitantes del pueblo y de las localidades vecinas, desde donde llegan a lomo de animal para recibir la atención que ella imparte.

 

El paso por el pueblo resultó positivo, evaluó Guevara, quien también saludó al párroco local aportando la pintura que se requiere para la recuperación de la casa cural. / Euro Lobo