Merideños están cansados por deficiencias en la prestación de los servicios públicos

Gobernador Ramón Guevara:



La primera autoridad regional manifestó su rechazo contundente ante la situación de las colas en las estaciones servicios, las constantes fallas eléctricas y la escasez del gas doméstico.

(Prensa OCI).- Una vez más el gobernador del estado Mérida, Ramón Guevara, levanta su voz de protesta ante el inminente colapso de los servicios públicos en la entidad, administrados todos por el gobierno nacional, y que a pesar de las quejas expuestas, cada día la situación  empeora.
La primera autoridad regional, expuso que no se explica cómo en Mérida, siendo un  estado con importantes fuentes hídricas,  exista un mal servicio de agua potable, e hizo referencia que la empresa Aguas de Mérida fue despojada al gobierno regional, con el compromiso de mejorar la asistencia a la ciudadanía, y esto ha empeorado.
“El gobierno nacional debe enseriar sus políticas hacia la prestación de los servicios públicos, porque terminarán de acabar con la poca paciencia del pueblo merideño, el cual está sumido en la desgracia al no tener agua, luz ni gasolina” dijo.
La escasez de la gasolina -dijo Guevara- tiene paralizado al comercio, el traslado de alimentos. Los merideños no pueden ni salir de sus casas, ante la penuria del transporte público y a pesar de este panorama, el gobierno nacional no da respuestas ante el grave colapso institucional que existe en el país.

A juicio del gobernador, los integrantes de la Zona de Defensa Integral (ZODI) deben buscar una solución definitiva a las largas colas que se hacen de hasta cinco y seis días para surtir de gasolina, y que tanto afectan a los merideños.

“Los entes centrales no han dado respuesta a la problemática de los servicios públicos en Mérida. La administración de la gasolina y el gasoil depende de la ZODI, y son los representantes de esta organización gubernamental quienes deben buscar una solución definitiva, puesto que son ellos los que tienen la responsabilidad y el resguardo del combustible en la entidad andina”, expresó Guevara.

En cuanto al servicio eléctrico, Guevara comentó que se han presentado apagones de cinco o seis  horas, dos  o tres veces al día, trayendo como  consecuencia, que Mérida se convierta  en una ciudad fantasma, ante  el cierre de negocios y establecimientos comerciales, por no poder atender al público en general, representando esto, graves pérdidas para el comerciante, que es uno de los más  perjudicados por esta situación.

“Si hablamos del gas doméstico, esto es un dolor de cabeza para las amas de casa. Hasta el momento, no hay respuestas de su escasez  e igualmente se presentan largas colas en el llenado del sector  manzano” indicó.

Finalizó exhortando a las autoridades nacionales para que tomen las previsiones en cuanto a la mejora en el servicio de gas, luz y agua, porque las navidades merideñas se vieron afectadas  por esta situación. /Mariela Escola/Fotos William Muñoz