miércoles, 4 de septiembre de 2019

Todo está en dólares, esto es muy duro: pensionados sufren golpe inflacionario en Mérida









Jade Delgado

El acceso a los alimentos para los venezolanos se ha convertido en una situación compleja, existen quienes tienen suerte y se alimentan una vez al día, otros perduran jornadas sin comer, un escenario que afecta a los abuelos por el constante aumento de los productos.

Para los merideños el alza del dólar cada día es uno de los factores que incide en el aumento del precio de los productos, María Camacho es jubilada, manifestó que debe rendir su ingreso económico de Bs. 40.000 durante el mes. «Todo está en dólares, es muy duro y uno debe caminar mucho para buscar alimentos un poco más baratos», indicó.

Camacho explicó que para llevar el plato a la mesa de los hogares hay que hacer «maromas», y relató que a veces compra un bistec de carne y lo prepara con bastantes verduras para estirar la comida, «los vegetales también están costosos», dijo.

Pedro Rangel es un profesor jubilado con postgrado, señaló que nunca esperó vivir una situación similar a la actual. «No compro ni carne ni pollo, eso está muy costoso, los alimentos son difíciles de encontrar dada la situación», al igual que la mayoría de las personas visitó varios establecimientos comerciales en busca de precios «accesibles».

«Debemos comprar de poquito en poquito», apuntó la señora Alba Camacho, quien también indicó sobrevivir con el dinero de la pensión, asimismo, lamentó que en Mérida los precios están «dolarizados» y que a su edad no conoce la moneda extranjera.

Share: