lunes, 24 de junio de 2019

Gasolina, la nueva moneda en Mérida




Porque lo viví, “sin querer queriendo”, en un establecimiento de víveres de nuestra ciudad, lo escribo. En cola para cancelar “algunas cosillas” que logré al precio justo, a la persona que estaba por delante de mí, la tarjeta por el punto de venta no le pasaba, le dio impaciencia y ante la necesidad de llevarse consigo lo que intentaba pagar le dijo al que le cobraba “me recibe un envase con 20 lts. de gasolina y se lo traigo ya”.

Tanto mi persona como los que estaban detrás, quedamos como dice un colega “impávidos”, testigos en sitio, de la circulación de la nueva moneda en Mérida: gasolina y entre todos, el comentario obligado y lógico era, es gasolina bachaqueada, de esos que se calan, todos los días, una cola para llenar y rellenar el tanque de su vehículo del codiciado combustible, sacárselo y revenderlo a precio dólar o pagar cualquier cosa, como lo intentó el del caso que nos ocupa hoy, “más fresco que una lechuga” y lamentablemente, por uno pagan todos, con razón, las inmensas hileras de vehículos a lo largo de las calles y avenidas de acceso a las Estaciones de Servicio que existen en la ciudad.

A final de cuentas, al fulano que quiso pagar los víveres con un bidón de gasolina, le pasó la tarjeta por el punto de venta, dejando sentado que el codiciado combustible, hoy es, la nueva moneda en Mérida, instaurada por los bachaqueros del producto derivado del petróleo, total, no es nada nuevo en este país, en tiempos de crisis, a más ver, con Dios (Giovanni Cegarra, GC. CNP. 2229). 
Share: