viernes, 14 de septiembre de 2018

Detenidos dos bomberos en Mérida por comparar a Maduro con un burro por el Dgcim






                                  Bomberos Carlos Barón y Ricardo Prieto han sido trasladados al Circuito judicial Mérida foto cortesía @Uladdhh


Cortesía. información del Pitazo.com


Un video que se hizo viral en las redes sociales el jueves 13 de septiembre sería la causa por la que Carlos Barón y Ricardo Pietro, funcionarios del cuerpo de bomberos de la estación número 8 de Apartaderos, estado Mérida, habrían sido detenidos y trasladados en un primer momento a la sede regional de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).


Actualmente, se encuentran en la sede del Circuito Judicial Penal de la entidad, a la espera de una audiencia diferida para el próximo domingo.


La grabación audiovisual muestra el recorrido de un burro por las instalaciones de dicha estación bomberil, mientras una voz masculina señala que se trata de “una visita de inspección del presidente Nicolás Maduro Moros”, donde además llevaría “dotaciones que él viene ofreciendo a la estación del cuerpo de bomberos del estado Mérida”.


En el video intervienen otras voces que indican la falta de recursos e insumos, así como el precario estado de las instalaciones y los equipos de esa estación de bomberos.


El gobernador del estado, Ramón Guevara, se pronunció al respecto a través de la cuenta de Twitter de la gobernación, para exigir “respeto a los derechos humanos y al debido proceso” de estos funcionarios.


Los bomberos serían procesados por delitos de instigación al odio. El Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes (ODH-ULA) se ha pronunciado sobre el caso a través de Twitter, indicando que estarían “violándose los supuestos de la flagrancia, y del principio de legalidad” a estos bomberos.


El ODH-ULA también rechazó que la detención hubiese sido realizada por funcionarios de contrainteligencia militar, ente que conoce de delitos militares.


Barón y Prieto permanecen detenidos en la sede del Circuito Judicial Penal del estado Mérida, a la espera de una audiencia el domingo 16 de septiembre. El caso será llevado por el juez del Tribunal de Control N° 2 y se presume que los funcionarios bomberiles serán procesados por delitos consagrados en la Ley Constitucional contra el odio.

Share: