miércoles, 24 de enero de 2018

En Mérida hay 533 cuadros gastrointestinales por virus resistente al tratamiento del agua



 


 

El director general de Corposalud, Dr. José María de Oliveira, acompañado de la coordinadora de epidemiología regional, Lupe Segovia, y de la coordinadora del laboratorio de microbiología del Iahula, Dra. Silvana Vielma, presentó los resultados parciales de la investigación rápida que adelanta epidemiología sobre un brote de 533 casos -registrados hasta ayer en Libertador, Campo Elías y Santos Marquina- de cuadros gastrointestinales con síntomas de diarreas, vómitos y fiebre.

 

El funcionario dijo que se observaron algunas características de esta sintomatología que afecta a la población entre 15 y 45 años de edad y en niños menores de 5 años, dispersos en los tres municipios, a los cuales a través de encuestas se detectan coincidencias desde el punto de vista de antecedentes.

Ordenó a los centros de atención médica para que se atienda como prioridad a las personas consideradas a riesgo: niños menores de 5 años, embarazadas, cardiópatas, diabéticos y mayores de 65 años.

 

Indicó que se tomaron muestras del agua de consumo humano en  los 5 acueductos que surten la ciudad (Vallecito, Zona Norte, Pedregosa, Campo Elías y Chama), para detectar el índice de cloro, y se sembró la muestra para en 72 horas tener los resultados del índice microbiológico y así detectar si hay crecimiento de bacterias coliformes, así como el físico-químico del agua de cada uno de los acueductos.

 

Como cuestión previa expresó que el índice de cloro salió dentro de los parámetros normales, es decir, que se tiene buena cloración del agua, y se hizo inspección en la planta de tratamiento de El Vallecito, donde se cumplen todos los pasos establecidos dentro de la norma de tratamiento del vital líquido, donde están funcionando los tanques de mezcla rápida y de mezcla lenta y se le está adicionado sulfato de aluminio para eliminar la turbidez del agua y asentamiento de cuerpos formes.

 

Reveló que han tenido reuniones permanentes con el alcalde Alcides Monsalve, quien desarrolla un plan de contingencia en la recolección de la basura hasta el 31 de enero, en vista de que por la acumulación de los desechos sólidos hay gran proliferación de moscas.

 

Expresó que también a través de Salud Ambiental, dirigida por el Dr. José Carlos González, se comenzaron las nebulizaciones con fenotión, insecticida específico para la eliminación de las moscas y así bajar su densidad, ya que es el vector para la transmisión de este tipo de enfermedades diarreicas. Y con higiene de los alimentos y la Alcaldía,  se van a desarrollar operativos a los fines de hacer supervisiones e inspecciones de aquellas ventas ambulantes de alimentos en las calles de Mérida, que no cuentan con los permisos y condiciones sanitarias para expender ese tipo de alimentos perecederos, que pueden dar lugar a la sintomatología presentada.

 

Llamó a la gente a tomar conciencia y a seguir una serie de recomendaciones como hervir el agua durante 15 minutos antes de consumirla o colocarle una gota de cloro por litro de agua, ya que puede tratarse de algún germen que en un momento dado pueda ser resistente al tratamiento convencional que se le está haciendo al agua.

 

Señaló que a través de la Dra. Silvana Vielma se están sembrando muestras de heces de los individuos enfermos y en un diagnóstico preliminar se ha establecido que puede tratarse de un virus resistente al tratamiento convencional del agua.
Share: