sábado, 11 de noviembre de 2017

Dos especialistas de traumatología del Iahula se negaron a atender a los pacientes

 
 
 
*** La dirección del hospital les advirtió que en el Iahula no se pueden hacer negocios privados y esa fue la respuesta de ambos médicos.
 
 
El Dr. Ignacio Sandia miembro de Consejo Directivo del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula), atendió en la dirección del hospital, las solicitudes de una serie de pacientes del Servicio de Traumatología, a quienes dos especialistas decidieron no tomarlos en cuenta, alegando que no tienen material para las curas , no tienen papelería para hacer los récipes y a pesar de que algunos pacientes llevaban el material correspondiente, alegaron que “si la atiendo a usted como hago con los demás”.
 
Sandia les explicó a los pacientes que la falta de material y papelería tiene dos  años, el servicio de rayos x no funciona desde hace un año, por lo que esto que está pasando, tristemente es producto de la crisis que vive el nosocomio.
Explicó que en horas de la mañana de ese día se les exigió a las compañías privadas que trabajan con los traumatólogos que no vengan a usar de forma gratuita  los equipos del hospital, y al parecer esto fue lo que ocasionó la actitud en contra de los pacientes de ambos especialistas.
 
Reconoció que hay un gran desorden administrativo con respecto a las placas de rayos x, al material de osteosíntesis o clavos, que se han descubierto y a lo largo de los últimos 2 años han estado vendiéndoles a los pacientes un material que el Estado ha enviado al Banco de Osteosíntesis.
 
 
Aunado a que si el hospital no envía el certificado firmado por el paciente, de que recibió ese material de osteosíntesis gratis, el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) no repone dicho material.
 
Aseguró que esas dos cosas se le advirtieron a traumatología entre ayer y hoy y este es el resultado. “Nosotros vamos a detener eso, y es una cosa que simplemente es un trabajo entre todos”.
Aclaró que esto no es un problema de una situación médica, esto es un problema administrativo donde simplemente ellos no van a cumplir las cosas como tienen que ser correctamente y entonces que la paguen los pacientes.
“Esto no es de todo el mundo, esto no son todos los médicos, ya que los hospitales funcionan en un orden cerrado, como si fuera un cuartel, y esto es culpa de estos dos doctores, ellos dos decidieron que iban a parar las consultas y ellos dos son los únicos responsables”, sentenció.
 
Autorizó para que si los pacientes quieren acudir a la Fiscalía del Ministerio Público y demandar todo estos testimonios, lo podrían hacer.
La dirección atendió la situación, buscó a los médicos residentes de traumatología, de la emergencia, y pudo resolver las cosas más inmediatas.
 
Sandia dijo a unos de los pacientes que se quejaba de dolor: “Si usted no tiene tratamiento para la osteomielitis, no está recibiendo antibiótico, se va conmigo para la emergencia”.
 
Un testimonio de una paciente sin recursos reveló que los médicos se negaron a colocar un clavo que aunque está en el Banco de Osteosíntesis, dichos galenos le estaban exigiendo comprarlo a una empresa privada sobre la cual le dieron hasta el número telefónico.
 
La directora de atención médica se sentó con los pacientes y resolvió la parte administrativa de reposos etc. para poder paliar la situación generada en el servicio.
 
Share: