sábado, 18 de noviembre de 2017

Dr. José María de Oliveira: En quirófanos de hospitales no se operaba por equipos dañados y filtraciones


Corposalud diagnosticó la situación y está resolviendo:

 

 

 

Nelson Dugarte

 

El Dr. José María de Oliveira, director general de Corposalud, en rueda de prensa informó que está abocado a la reorganización del sector, en tanto es una organización sumamente compleja que cuenta con aproximadamente 13.000 empleados, incluyendo al Instituto Autónomo Hospital Universitario de los andes que tiene 4.000 servidores públicos.

 

De Oliveira precisó que adelanta la reorganización desde el punto de vista administrativo, atención médica y del área legal de la Corporación. Reveló que se vio obligado a readaptar y reorganizar algunas situaciones sobretodo en el área de administración y personal, en administración hay 9 secciones que se están reorganizando y en el área de personal hay 7 secciones.

 

Instruyó que la atención médica es el objetivo principal del sector, donde se organizaron 18 programas que se llevan a cabo, desde el punto de vista preventivo, relacionados con la morbimortalidad que se presenta a nivel nacional, los cuales están normados y programados desde el nivel central.

 

Nombró los 6 jefes de distrito que incluyen los 23 municipios del estado Mérida y designó al Dr. José Gregorio Morales como Director Adjunto de Atención Médica, que manejará lo concerniente al objetivo principal de la organización.

Indicó que de acuerdo a instrucciones dadas por el Gobernador del Estado, Ramón Guevara, se hace el reforzamiento y fortalecimiento del área ambulatoria y aumentar la capacidad resolutiva de los hospitales, haciendo énfasis en aquellos hospitales con mayor complejidad.

 

Precisó que una vez que al Iahula se le nombró su Junta Directiva observó con gran preocupación que uno de los problemas más graves es el congestionamiento de pacientes, ante esta situación y con la premisa de que la resolución de los problemas de los hospitales periféricos es la prioridad, supervisó junto al Gobernador, el Hospital II de El Vigía y el Hospital San José de Tovar, donde se evaluó la infraestructura, funcionamiento y operatividad de los equipos, la dotación de medicamentos y material médico quirúrgico y el parque automotor.

 

Informó que en el Hospital II de El Vigía se consiguió con un nosocomio con un problema grave desde el punto de vista de infraestructura, y a raíz del punto de cuenta presentado en gabinete al Gobernador del Estado y ante la visita de este al Hospital, se aprobó recursos por Bs. 130.000.000 para resolver el problema de filtraciones, priorizando áreas críticas, de choque y de primer contacto del paciente con el Hospital, área de emergencia y hospitalización, priorizando el área quirúrgica, porque hay una especial necesidad de atención en el paciente traumatizado porque a El Vigía convergen 4 vías nacionales; y el área materno infantil, ya que el eje panamericano duplica la tasa de natalidad del estado Mérida.

 

Aseguró que el Hospital tiene una regular dotación pero la situación más grave es que no resuelve los problemas porque en el área quirúrgica se tienen dos quirófanos que fueron remodelados y que por falta de estudio técnico en este momento se está cayendo la pintura epódica, por filtraciones crónicas que no fueron resueltas previamente.

 

Igualmente hay 2 máquinas de anestesia que fueron enviadas a una compañía privada, hay problemas con las autoclaves, grave problema en Medicina Interna, porque se convirtió en un albergue de personas en situación de calle, desde hace un año.

 

En cuanto a las ambulancias hay un cementerio de ambulancias en toda la Corporación y de las que están en hospitales y ambulatorios 70% están en mal estado inoperativas. Y se conoció que hubo una negociación con unos vehículos que supuestamente eran chatarra, y con el dinero obtenido se arreglarían las ambulancias, pero no se vieron los resultados.

 

En cuanto a la situación en el Hospital de Tovar, hay filtraciones pero realmente se pueden arreglar a bajos costos y rápidamente y en cuanto a los equipos nos sorprendió ya que en más de un año no se realizan intervenciones quirúrgicas en el Hospital de Tovar, debido a que las máquinas de anestesia estaban dañadas.

 

Se solicitó a la directora del Iahula, Dra. Estrella Uzcátegui, y a su equipo de mantenimiento, que suministrara los técnicos en equipos de quirófanos, quienes ya hicieron la evaluación, y los equipos de anestesia tienen daños menores que se pueden resolver.

 

La dotación ya se realizó a través de la robótica de Barinas, y en El Vigía, ya se tiene la dotación, y lo que sucede es que ambos hospitales no se estaban resolviendo quirúrgicamente los problemas porque las máquinas de anestesia están dañadas.

 

Reveló que según las estadísticas entre un 30 y 40 % de los pacientes del Iahula, vienen del interior del estado, Valle del Mocotíes y eje panamericano, por lo que al resolver la situación en dichos hospitales, se descongestionará al Iahula.

 

Finalmente dijo que la tercera área que se está reorganizando es lo que tiene que ver con la parte jurídica, donde se tienen 4 oficinas: asesoría legal, comisión de contrataciones, auditoría interna y la consultoría jurídica. En esta última dudó de cuál es el objetivo de este sector, ya que siempre se ha dicho que los grandes objetivos del sector son la atención médica y el mejoramiento de la calidad de vida de los merideños.
Share: