martes, 17 de octubre de 2017

Trabajadores solicitaron centralizar Aguas de Mérida


 

 


Cerca de 500 trabajadores de la empresa estatal Aguas de Mérida realizaron una asamblea este martes en las instalaciones de Corpoandes para elevar una solicitud al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea) con la finalidad de centralizar esta empresa hidrológica y homologar los compromisos salariales con el personal, así como garantizarle el servicio de agua potable al pueblo emeritense.

 
 


En ese sentido, el trabajador Sandro González, recalcó la necesidad de centralizar la empresa para fortalecer su funcionamiento con el apoyo del Gobierno nacional. Igualmente, dijo que esta solicitud no es nueva, ya que desde enero de este año se han establecido conversaciones con todas las hidrológicas descentralizadas, conjuntamente con Hidroven y el Minea, para que estas empresas pasen a formar parte del ministerio.

 

Al respecto, señaló que son trámites que ya están adelantados, “pero en estos momentos, nosotros estamos pidiendo que se agilice ese proceso para garantizar nuestra estabilidad laboral”.

 

Esta preocupación surge entre los trabajadores a raíz de las declaraciones dadas por el gobernador electo, Ramón Guevara, quien –según González– manifestó que la Gobernación puede funcionar con 16.000 trabajadores, pero tiene una nómina de 20.000. Entonces, se preguntó: ¿Qué va a pasar con los otros 4.000 restantes? Sin embargo, “nosotros no estamos dentro de la nómina de la magistratura regional porque Aguas de Mérida es una empresa autosustentable, aunque está adscrita a este organismo”.

 

Pérdidas por evasión

 

Cabe destacar que en Mérida hay aproximadamente 30.000 tomas ilegales de agua potable que –a criterio de González– surten a centenares de familias que deberían pagar por el servicio, ya que se benefician de Aguas de Mérida sin pagar un bolívar por el vital líquido y, aun cuando esta es una empresa autosustentable, si los suscriptores no cancelan el servicio, los trabajadores se ven afectados porque el pago de este beneficio sostiene el funcionamiento de la hidrológica y el pago del personal.

 

Así mismo, agregó que estas familias no están registradas en el sistema comercial de la empresa, lo que representa un déficit de 20% a 30% de pérdidas en el presupuesto de la empresa.
 
Homologación
 
Por su parte, el técnico del Departamento de Distribución de Aguas de Mérida, José Rivas, reiteró que las gestiones para centralizar la empresa se realizan desde hace varios meses con la finalidad de homologar los sueldos de los trabajadores con el nivel central e igualar la estructura, además de gestionar los recursos porque “nosotros trabajamos con autogestión, pero con la inflación generada en el país se ha hecho cuesta arriba mantener la operatividad de la empresa y saldar los compromisos con el personal”.
Share: