miércoles, 5 de abril de 2017

Cesar Alarcón: Los juristas merideños quieren confundir a la población ante sentencie del TSJ


 
 
 
 
 
 
Darwin Nava
Para el profesional del derecho, Cesar Alarcón, es preocupante que un grupo de abogados de la ciudad de Mérida y profesores de la Universidad de los Andes (ULA), se den a la tarea de divulgar a la opinión pública a través de los medios de comunicación de la entidad, que la situación que se está viviendo en la actualidad en Venezuela, es producto de los dictámenes del Tribunal Supremos de Justicia (TSJ), y no por el evidente desacato que mantiene la Asamblea Nacional (AN).
Destacó que toda esta situación entre ambos poderes del Estado es debido a la no formalización por parte de la AN, en desincorporar a los tres diputados que a juicio del Alarcón nunca debieron ser juramentados ante la AN, porque en ellos pesaba una serie de denuncias por fraudes electorales las cuales le impedían ser incorporados al hemiciclo.
Aseguró que en la actualidad las sentencias 155 y 156 del TSJ se produce por esa misma situación, pues al máximo poder judicial de Venezuela no ver que la directiva de la AN se ponía a derecho ante ese desacato y realizaba la desincorporar a esos diputados, fue necesario emanar estas nuevas sentencias que muchos abogados y profesores universitarios merideños han querido interpretar a su manera confundiendo a la opinión pública.
Dijo que el pueblo debe estar claro que así como el TSJ dictamino esa sentencia en esa oportunidad, también les dio una solución de que cuando ellos desincorporar a los diputados de la misma manera en que fueron incorporados, la asamblea volvería a tener sus competencias constitucionales, pero hasta la presente eso no ha ocurrido porque a juicio de Alarcón, la directiva de la AN solo envió una carta al TSJ y por esa situación el órganon legislativo sigue manteniéndose en desacato.
Concluyó expresando que los juristas y profesores de la entidad, quieren hacer ver que el TSJ no puede rectificar ante una sentencia tomada, pues aclaró que las misma sigue vigente pero ante el pedimento de la Fiscal General y el presidente Nicolás Maduro, estas sentencias fueron aclaradas en la 157 y 158 quedando el precedente que en Venezuela hay separación de poderes, y no como lo quieren hacer ver que el TSJ “reculó” por presión.
Share: