martes, 25 de abril de 2017

Carlos Garcia responsabilizó al Gobernador por no garantizar seguridad del estado


 
 

 
El Alcalde de Mérida, Carlos García, acompañado de los concejales y de los representantes de las organizaciones políticas de la Unidad, fijaron posición en torno a los hechos lamentables de violencia que ocurrieron ayer 24 de abril, “día en que lastimosamente perdieron la vida, dos merideños Jesús Sulbarán y Luis Márquez”.
 
El alcalde lamentó profundamente que la agenda de violencia promovida presuntamente desde el gobierno traiga como consecuencia que familias merideñas se enluten, por lo que envió palabras de condolencia a sus familiares.
 
Rechazó esos hechos que además de estas dos vidas humanas que se han perdido, han traído como consecuencia heridas de bala a jóvenes estudiantes universitarios, daños materiales en zonas residenciales del Viaducto, Milla, Cardenal Quintero y en otras zonas residenciales, así como daños a bienes públicos, una patrulla quemada, daños a instalaciones de Tromerca, a vallas institucionales de la Gobernación y de la Alcaldía, hechos vandálicos que no tienen nada que ver con la lucha democrática de quienes adversan al gobierno.
El burgomaestre se preguntó ¿quién es el responsable de garantizar la seguridad y la integridad de los merideños y de darles a los ciudadanos la paz y la tranquilidad? Y a la vez se contestó “el responsable tiene nombre y apellido y se llama Alexis Ramírez, Gobernador del Estado, quien tiene bajo su responsabilidad”.
Agregó que el Gobernador también es responsable de la violencia vivida no solamente el día 24 de abril sino durante los últimos meses en la ciudad de Mérida, “porque aquí en Mérida todo el mundo sabe quiénes son los que comandan los colectivos motorizados que están plenamente identificados”.
 
El alcalde mostró imágenes de cómo presuntamente desde la Gobernación se reúnen y desde allí reciben lineamientos y directrices.
Por su parte el concejal Golfredo Moret, acusado por el Gobernador de promover la violencia, reconoció que ayer en la Vuelta de Lola la Policía del Estado Mérida, por primera vez cumplió con su sagrado deber de defender a los merideños y brindarle seguridad, luego que los llamados “colectivos” motorizados llegaran disparando a los manifestantes.
Moret dijo que fue precisamente por eso que a la 1 p.m. el Gobernador mandó a que la Policía se retirara del sitio, para que esos “colectivos” pudiesen actuar impunemente.
 
Finalmente, el coordinador regional de Primero Justicia, Francisco Meleros, denunció que en el Viaducto Campo Elías, a 4 cuadras de la Gobernación, “el Gobernador se hizo de la vista gorda de unos grupos paramilitares armados y encapuchados que querían meter terror, esa es la verdad señor Alexis Ramírez, usted es cómplice de esos grupos paramilitares armados y encapuchados, y eso es un delito de lesa humanidad, y por ello irá a la Corte Penal Internacional”. NP
 
Share: