miércoles, 12 de abril de 2017

Activar el artículo 11 de la ley del poder ciudadano acabará con el juego político del TSJ

 
 
 
*** Recolección de firmas para destituir a Magistrados del TSJ es el mejor camino para equilibrar el ejercicio de los poderes
Prensa Carlos Ramos
Desde que existió la medida cautelar de suspensión de los 3 diputados electos en Amazonas, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ha irrespetado la voluntad popular de los venezolanos que participaron en las elecciones parlamentarias del año 2015, así como también, quebrantó su posición como eje de equilibrio entre los poderes de la Nación por ser el encargado de impartir la justicia.
Ante esta situación, desde el comando de campaña de Carlos Ramos, precandidato a la gobernación del Estado Mérida, la jurista Cioly Janette Zambrano, indicó que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) optó por una medida valida y totalmente viable, además de democrática al querer activar el artículo 11 de la Ley Orgánica del Poder Ciudadano, el cual permite la destitución de los Magistrados del TSJ.
“Este articulo permite calificar las faltas de los Magistrados del TSJ por medio del Poder Moral a través de su órgano el Consejo Moral Republicano. Una de estas faltas, es incurrir en las causales de destitución establecidas en el Código de Ética del Juez Venezolano, así como también, actuar con grave e inexcusable ignorancia de la constitución, la ley y el derecho y adoptar decisiones que atentan y lesionan los intereses de la Nación”, explicó.
Zambrano, indicó que la última falta, se evidenció después que el TSJ emitiera las sentencias Nos. 156 y 157, y “ratificó su error y falta al pretender modificar esta acción por medio de las sentencias Nos. 158 y 159”. Asimismo, señaló que la gravedad de esta inobservancia de la Constitución está en que el TSJ, “actuó por medio de una sugerencia del Poder Ejecutivo y adaptó sus decisiones a intereses políticos que lesionan a la Nación y el equilibrio democrático”.
En tal sentido, la jurista indicó que al culminar este proceso de destitución iniciado por la MUD, los Magistrados podrán ser juzgados administrativa, penal y civilmente por la ley, lo que “permitirá acabar con el juego político que desde este poder se imparte”. También, añadió que aunque el gobierno puede obstaculizar el proceso para mantenerse en el poder, la unidad está preparada para enfrentar este escenario.
Share: