miércoles, 19 de abril de 2017

Instalaciones del Colegio La Salle fue atacada por encapuchados

 
Nelson Dugarte
Culminada la marcha convocada por la Mesa de la Unidad (MUD) manifestantes se concentraron en la entrada de la Avenida Andrés Bello, Avenida Urdaneta y el Viaducto Sucre, quemando cauchos, vallas publicitarias y gritando consigna en contra del gobierno nacional. Luego llegaron motorizados encapuchados para enfrentarse a los manifestantes con objetos contundentes, donde ellos se resguardaron en el Colegio La Salle.
Motorizados suspuestamente irrumpieron las instalaciones del Colegio La Salle, rompiendo vidrios de las ventanas, puertas, hurtando comida de la residencia de los hermanos de La Salle, robos de computadoras y destrozo de tres automóviles que se encontraban en el estacionamiento de la institución.
Freddy Sánchez, Sub director del Colegio La Salle manifestó que llegaron “unos grupos de personas violentas irrumpiendo en la residencia los hermanos de La Salle”, donde estos encapuchados destrozaron gran parte de los inmobiliarios como; Microonda, vajillas, mesa, sillas, cámaras de vigilancia, cornetas y radio.
Sánchez informó que estaba acompañado de la administradora del colegio, una docente y de una hermana de él, al escuchar el alboroto en el estacionamiento de que rompían los tres automóviles, salimos a chequear lo que sucedía, encontrándose con  la sorpresa de ver que estaban dentro de las instalaciones personas encapuchadas, con bates y otros implementos en las manos, quitándole pertenencias como sus teléfonos celulares y relojes, siendo amenazados al no entregar las pertenencias y destrozando los vehículos estacionados, sacándole los equipos de sonido y las baterías, carros cómo una Grand Cherokee, un Wolsvagen  Fox y una chevrolet.

Aun no se totaliza la cantidad de las perdidas obtenidas en dicha institución, esperaban la presencia del ministerio público y del organismo  de seguridad como el CICPC para su debida denuncia.
 
 
Sánchez informó que no sabe el por qué ocurrieron los hechos, conociendo que habían  revueltas al frente  de la Estación de Servicio  Mario Charal, algunos muchachos presuntamente corrieron hacía el colegio, pero luego corrieron hacía el río y bajaron, después llegaron personas violentas, atacando al vigilante, metiéndose y empezando el desastre. 
Share: