Dolarización y altos costos de los juguetes aprietan el bolsillo de los padres merideños en esta Navidad

 



Conservar la tradición navideña del regalo de Santa o del niño Jesús es cada vez más complicado cuando en los hogares merideños hay más de dos niños en edad escolar que aún “creen” en la llegada de Santa o del niño Jesús, debido a los altos costos de los juguetes.

En un recorrido hecho por diferentes establecimientos comerciales en el centro de la ciudad de Mérida, se pudo constatar y comparar precio y calidad de los juguetes que expenden durante la temporada decembrina.

Damaris Rodríguez, vendedora de una juguetería, explicó que “los costos varían entre los 2 dólares los pequeños como carritos de plástico o muñequitas sencillas e inclusive pelotas con olor a frutas, mientras que muñecos medianos pueden costar entre 15 dólares y 25 dólares, dependiendo el motivo, bien sea una Barbie o un superhéroe, así como también las pistas armables de carros”.

Agregó la vendedora que “quizás son los más pedidos entre los papás, que desde ya comienzan a recorrer las tiendas para buscar presupuestos que se ajusten a la realidad económica y lograr de no romper la ilusión de sus hijos, y que el Niño Jesús o Santa le conceda el deseo de su juguete”.

Para quienes le piden al Niño Jesús una bicicleta, el papá debe contar con un presupuesto superior a los 80 dólares dependiendo la marca y el modelo de la misma.

A pesar de que la crisis económica ha golpeado los hogares merideños, la dolarización ha sido una alternativa, aunado al ahorro para conservar las tradiciones de la época navideña que van desde el regalo, la elaboración de las hallacas y otras comidas propias de la época para compartir en familia. /JQ