Habitantes de Villa Libertad exigen restablecimiento del servicio de agua potable

 En el sector Las González






***La interrupción constante y turbidez del caudal afecta a más de 2 mil personas entre niños, discapacitados y tercera edad

Este sábado los vecinos de las residencias Villa Libertad, en la parroquia San Juan del municipio Sucre, cerraron el tráfico de manera intermitente en la local 007 en protesta por el deficiente servicio en el suministro del vital líquido, el cual se ha agudizado desde el pasado mes de julio, por lo que exigieron a la empresa hidrológica del estado Aguas de Mérida C.A., a dar una respuesta eficiente.

Luis Hernández, vecino afectado, recordó que en más de veinte años los distintos gobiernos no han tenido voluntad de solucionar el problema del agua potable, “no estamos pidiendo que nos regalen nada, estamos dispuesto a pagar el servicio, pero por un servicio de calidad, donde se le dé el correcto tratamiento al agua que consumimos y se pueda disponer del agua en las tuberías” puntualizó Hernández, quien agregó que esta situación afecta a más de 800 familias, “es decir a unas 2 mil 400 personas entre niños, personas con discapacidad y ancianos”.

Por su parte, Yaneth Rojas también afectada, expresó que su nieto es paciente oncológico “necesita el uso de agua potable para su aseo, su alimentación y no lo tenemos, es una situación muy preocupante” dijo Rojas quien estableció que desde mediados de julio el tiempo de suministro eficiente se ha vuelto crítico “ya estamos cansados que nos solucionen con cisternas, porque si tenemos un acueducto hay que abocarse a realizar las labores para su adecuación”.

En la protesta pacífica, se presentó el presidente de Aguas de Mérida, Oswaldo Ferrer, quien informó que a pesar del despliegue de cuadrillas “el viernes se perdió el cauce que entra al dique de captación, lo que redujo la entrada de agua a la planta potabilizadora de Villa Libertad”. 

Entre las medidas perentorias Ferrer expresó que “diseñamos una nueva reestructuración del sistema hidráulico del dique de captación, que puede garantizar que si vuelve a llover y hay desprendimiento de rocas y sedimentos no se vuelva a partir la tubería, porque la vamos a colocar por otra vía, es una solución estructural y no circunstancial, y los trabajos los estamos proyectando para los próximos ocho días”.   

El funcionario agregó que inicialmente esperan aumentar el servicio con camiones cisternas además de reunir, el próximo lunes 04 de octubre, una mesa de trabajo en la que participará la comunidad. (CNP/ 24.661)