Construyen en plena vía pública local comercial en Campo de Oro

 Soltaron verdes para el ilegal permiso






La comunidad de Campo de Oro está indignada por la construcción de un local comercial en plena vía pública del sector, al parecer la persona que ejecuta la obra ha expresado a los habitantes de la zona que él ya pagó en la alcaldía para poder levantar esa infraestructura ilegal.

El lamentable hecho ocurre en la calle principal de este populoso sector de la parroquia Domingo Peña, municipio Libertador, donde sus habitantes están molestos con el alcalde, pues este individuo, quien ha tenido varios inconvenientes con los residentes de la zona por usura y especulación, ya que tiene un establecimiento comercial y hace de las suyas.

La comunidad denunció a Gerardo Alí Peña, conocido en su mundo social como ‘Pelo e’ Pincho’, quien ya fue visitado por el Samat y Seniat por diferentes irregularidades.

‘Pelo e’ Pincho’ compró un condominio de 54 metros con 56 centímetros en la referida zona donde está realizando la ilegal obra, pero este logró registrar ilegalmente un documento por 70 metros cuadrados en aclaratoria que son terrenos municipales del Estado venezolano.

Trascendió que Gerardo Peña buscó en la alcaldía de Libertador a Yadira Peña, gerente municipal Territorial Urbanístico, y presuntamente le ofreció unos dólares para que le otorgara el permiso para construir dicha obra en plena vía pública.

El gerente de Catastro de esta alcaldía expresó que él no firmó ningún permiso para que ejecutarán la obra, e indicó que su rúbrica fue falsificada, hay más de 10 casos similares en los que al gerente de esta dependencia le han falsificado su firma.

La policía científica debe investigar las construcciones ilegales que se están realizando en el municipio Libertador con la falsificación en varias ocasiones de la firma del gerente de la mencionada dependencia.

Los habitantes de Campo de Oro hacen un llamado a las autoridades para que investiguen esta irregularidad que está perjudicando a la comunidad, ya que los espacios que por muchos años han sido utilizados como paso peatonal ya no lo pueden hacer por culpa de esta ilegal construcción.

El individuo que construye la obra tiene un arma de fuego de alto calibre, con la que amenaza de muerte a quienes se atrevan a denunciarlo ante las autoridades. / Reporteros Comunitarios