Robaron costosos equipos eléctricos del Estadio “Juan Omar Briceño”

 Denuncia Omar Torres:






El dirigente y técnico del Softbol Merideño Omar Torres, denunció que por falta de vigilancia delincuentes robaron valiosos equipos eléctricos y dejaron inutilizada una de las torres de iluminación del Estadio “Juan Omar Briceño”, de la avenida Las Américas, y que está situado justo al frente de la sede del Instituto Merideño del Deporte, IMDAFEF.

Omar Torres es Director Técnico de la Federación Venezolana de Softbol y de la Asociación merideña de Softbol, y denunció que “fueron sustraídos del estadio 1 brequera principal que da acceso a la corriente de la luz eléctrica del espacio de las gradas, y también fueron robados 6 breques trifásicos de la Torre número 3 del alumbrado del estadio”

Enfatizó el informante que el equipo robado “es de alto costo y de alta gama, y nuestra Asociación no tiene como reponer, porque a pesar de que disfrutamos actualmente el comodato del estadio, no genera recursos y todo el mantenimiento que se le da a la instalación se hace por autogestión de la asociación de softbol del Estado Mérida, hemos recibido poca o muy poca colaboración de IMDAFEF para los asuntos del mantenimiento, pero como somos responsables del comodato hemos cumplido cabalmente y de la mejor manera posible con el mantenimiento de la instalación”.

Por lo observado, por la manera de actuar de los delincuentes, no duda Omar Torres que son conocedores de electricidad, y que pudieron tener cómplices internos.

“Quiero denunciar públicamente que hay muy poco personal de vigilancia en el Instituto Merideño del Deporte, y este tipo de situaciones se han presentado no solamente en el estadio de Softbol, sino también en otras instalaciones deportivas, debido a la poca vigilancia que tienen nuestra instalaciones”.


 También denunció Torres que en días pasados “uno los portones que dan acceso a la parte atrás del estadio fue el casi derrumbado no sabemos por quién, el portón está prácticamente en el suelo, las autoridades conocen la situación de estos portones, de la falta de vigilancia y creo que hechos como estos se han podido evitar, pero las autoridades no han hecho nada al respecto”.

Finalmente dijo el denunciante que llevó al estadio a un especialista para que evaluará los daños, señalando que solo en equipos hay alrededor de 800 dólares.

“Queremos evitar que sigan desmantelando nuestras instalaciones, robándoles sus equipos eléctricos, y como sabemos que la vigilancia prácticamente no existe, buscaremos las alternativas que sean necesarias, pero el Softbol Merideño no se quedará de brazos cruzados”, sentenció Omar Torres. (Ricardo Cabrera, CNP 3.560).