Enrique Ferreira: “No hay condiciones en el país para volver a las aulas”

 

El Magisterio Socialcristiano en Mérida se pronuncia





 

** Es una irresponsabilidad hacer un llamado a clases en este momento y bajo las actuales circunstancias

 

(Prensa Copei / 24Feb) Enrique Ferreira, presidente del Movimiento Magisterial Social Cristiano, organismo funcional del Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei) en Mérida, señaló que “preocupa que el Gobierno Nacional, después de todo lo sucedido en los últimos años, convoque a los docentes a trabajar en las aulas de clase de forma semipresencial”, esto lo dijo en relación con el llamado efectuado por las instancias nacionales a la vuelta a la escolaridad para este mes de marzo.

 

No hay condiciones mínimas para la vuelta a clases

 

Más adelante, Ferreira, sostuvo que al efectuar un recuento hace cuatro o cinco años las clases eran lunes, martes y miércoles por el problema eléctrico; Carnaval lo extendían por toda la semana; las vacaciones de diciembre eran a partir del día primero; es decir, siguió expresando el Presidente del Magisterio Socialcristiano de Mérida, “entonces, ahora, donde hay una pandemia provocada por el coronavirus Covid-19, las instituciones no están en condiciones para laborar, que hay tanta dificultad con el manejo del efectivo para el pago del transporte, que los docentes no poseen las condiciones mínimas de alimentación, vestido y ni siquiera para trabajar el Gobierno Nacional, de manera irresponsable, quiera tapar con un dedo la realidad del país”.

 

Luego, Enrique Ferreira expresó que en materia de tecnología “a los docentes no les alcanza su salario ni siquiera para recargar pues vemos, con suma preocupación, como aumentaron las tarifas telefónicas y, los docentes en la actualidad, están incapacitados para ello”, a esto agregó Ferreira que han visto como en un hogar sólo existe un teléfono y hay cuatro hijos en edad escolar “entonces es problemático y estamos transitando por una generación perdida en los menores de 14 años”.

 

Finalmente indicó que es peor el remedio que la enfermedad pues en las escuelas, actualmente, no hay ni siquiera grifos para que ingieran agua los alumnos y maestros ante este llamado “irresponsable” a clases.