Al vacunarse contra el Covid-19 nadie debe dejar las medidas sanitarias y de distanciamiento






 

*** El doctor Eduardo Ruette dijo que Las medidas sociales y represivas, así como la médica que es la vacuna, todavía necesitarán de medidas políticas y nuevo desempeño social ***

 

(Mérida 04-01-2021).- El tapabocas no se podrá dejar de usar ni siquiera después de vacunarse contra el Covid-19, informó el doctor Eduardo Ruette. Presidente de la Sociedad de Médicos del Hospital Sor Juana Inés en Mérida. “La población debe entender algo primordial, este virus se va a quedar por mucho tiempo y la clave para ser derrotado son los cambios de hábitos”, enfatizó.

 

Luego que se ha iniciado un proceso de vacunación en más de 50 países y que en Venezuela se espera a partir del mes de abril, Ruette dijo que se debe seguir con la prevención. “Ya hay registros de personas en otros países, que luego de vacunarse contra el Covid-19, han resultado positivos y es que están bajando la guardia”, explicó el médico.

 

Prevención y vacunarse contra el Covid-19


Ruette dijo que las personas deberán esperar lapsos entre 15 y 20 días, para que las vacunas hagan su trabajo, “se debe seguir usando el tapabocas, lavarse las manos y mantener el distanciamiento social, nadie debe pensar que al vacunarse contra el Covid-19, ya se está libre de ello de inmediato”.

 

Hasta ahora los ensayos clínicos de casi todas las vacunas ya disponibles, han requerido de más de 14 días para que se desarrolle la protección. “Esto implica también campañas informativas y de educación, se necesita una primera dosis que da la protección en 50% y para llegar a 95% se necesitará una segunda, así que nadie debe confiarse”.

 

No hay que descuidarse

La preocupación de Ruette la fundamenta en lo que ha ocurrido recientemente en Venezuela, tras la relajación de la cuarentena en el pasado mes de diciembre. “Las personas asumieron la flexibilización, como si ya el virus no existiera y se ha visto el rebrote con el aumento de casos y muertes, en muchas partes del mundo, así que algunos asumirán estar protegidos totalmente, cuando logren vacunarse contra el Covid-19”.

 

Solamente 10 millones


Sobre la cantidad de dosis que el gobierno venezolano anunció que contrataba para Venezuela, Ruette manifestó que el criterio para decidir por 10 millones de dosis, tiene su explicación. “Se estima que se han ido del país entre siete y ocho millones de habitantes, se podrían vacunar 10 millones, según la cifra conocida de dosis, tal vez en una primera fase, el resto se ha ido contagiando y desarrollando la inmunidad por rebaño”.

 

Cambios sociales y políticos


Finalmente reiteró que el Covid-19 es un virus que se resiste tanto a las medidas sociales y represivas, que son las cuarentenas y ahora estará a prueba con la medida médica, que es la vacunación. “Lo más clave es que el cambio social, el cambio de hábitos y formas de vivir, comerciar, comunicarse, educarse y reunirse, tendrán que modificarse, no será fácil de otra manera, es un virus que utiliza la dinámica del contacto en la sociedad para mantenerse, y es en esto en que los políticos, tienen que enfocar los esfuerzos”.

 

Ruette ha señalado reiteradamente que las medidas sociales y represivas, así como la médica, requieren de ser acompañadas y reguladas por medidas políticas. “Si no se entiende que el Covid-19 ha cambiado muchos aspectos ya y estos no se empiezan a regular con normas, leyes, reglamentos y legislaturas, este virus va a extenderse en el tiempo”. (ERM / SMHSJI)