Alcaldía de Mérida: Institución entregada al servicio de los merideños


 

Alcides Monsalve

Alcalde de Mérida

 

Un gran logro se ha dibujado en estos tiempos de crisis y dificultades. Los merideños contamos con un servicio de recolección de residuos y desechos sólidos que se posicionó, en poco tiempo, como el mejor de toda la Nación venezolana a partir de la puesta en práctica de una gerencia capaz de solventar las grandes paradojas de este tiempo.

 

Si recordamos el recorrido ha sido largo, con escollos colocados en el camino por donde transita esta Administración Municipal, pero con una enorme voluntad de un puñado de funcionarios, servidores, que han entregado lo mejor de sí para darle a los merideños, a los habitantes de esta meseta cobijada por la Sierra Nevada, una ciudad limpia, saludable, donde se respira aire puro, alejada de algún problema de salud pública y con el apoyo irrestricto de los vecinos, amigos de cada una de las 15 parroquias que componen este municipio Libertador, de las organizaciones que los agrupan, de instancias sociales que han salido a darle el apoyo a quienes desarrollan cada jornada de transformación.

 

Hoy Mérida es diferente. Podemos caminar por sus aceras, recorrer sus plazas y andar con libertad por sus espacios públicos. En esta pandemia hemos entregado lo mejor de nosotros para apoyar la labor que ejecutan las instancias competentes en materia sanitaria, todo a partir de poseer la ciudad más limpia de Venezuela.

 

La gestión no terminó al momento de la transformación. El trabajo procura ahora mantener la ciudad y elevar a niveles de excelencia la recolección de los desechos y residuos sólidos para ello, como es el deber ser, requerimos que los merideños sigan cancelando su servicio de aseo urbano y de esa manera seguir equipando a nuestro ente desconcentrado, Sergidesol, para procurar la profundización de la frecuencia de atención de las 28 rutas existentes, seguir atentos a la Ruta Hospitalaria, mejorar los niveles de descanso de las unidades para alargar la vida útil de sus partes mecánicas y, sobre todo, para seguir dándole brillo a Mérida que estuvo opaca durante muchos años.

 

La vida en la Alcaldía del Libertador, discurre con más trabajo del normal. Al logro en materia de limpieza y pulcritud se le suman esfuerzos en el área social, educativa, de planificación urbana, tributos a través del Servicio Autónomo de Administración Tributaria (Samat), además de deportes, cultura, atención al necesitado, transporte, vías de comunicación, registros, terminal de pasajeros y decenas de atribuciones que cumplimos con el mismo ímpetu que le hemos colocado a la limpieza de la ciudad de Mérida, hoy meta alcanzada.