Cormetur hace mantenimiento a las áreas turísticas









 Cormetur apoya con el mantenimiento a las áreas verdes del Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes,  uno de los centros centinelas de la entidad para atender los casos de COVID-19

Mérida, mayo 19 (Prensa OCI).- El Gobierno regional, a través de la Corporación Merideña de Turismo (Cormetur), hace el  mantenimiento de los principales atractivos turísticos de la entidad para que estén en condiciones óptimas una vez termine el confinamiento.

Justamente, desde el Parque Zoológico Chorros de Milla, el presidente de Cormetur, Luis Millán, dio a conocer los detalles del trabajo que se ha desplegado durante la  semana pasada y los demás días de cuarentena.

Informó Millán que Cormetur, a través del Departamento de Mantenimiento, y gracias a la labor de su personal obrero, se han llevado a cabo trabajos en los parques y plazas de la ciudad y dio cuenta de los sitios atendidos durante la semana pasada. En el parque Beethoven, los obreros desmalezaron las áreas verdes, podaron los jardines, acondicionaron la zona de caminerías y el hall principal del parque, así como también rehabilitaron y reacondicionaron el jardín interno del reloj.

Cormetur también concretó la limpieza y mantenimiento de la fuente de la redoma 5 Águilas Blancas, en el sector Vuelta de Lola, entrada a la ciudad por la zona norte.

Por otra parte, en la hermosa hacienda La Victoria están haciendo un mantenimiento profundo de las áreas verdes para la conservación de estas instalaciones, que recibirán a los turistas cuando haya pasado el confinamiento y la cuarentena.

Entre otras tareas, Cormetur apoya con el mantenimiento de las áreas verdes del Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes, que es uno de los centros centinelas de la entidad para atender los casos de COVID-19; de igual manera, atienden las áreas verdes de Corposalud.

Permanentemente, se ejecuta un mantenimiento preventivo al Parque Zoológico Chorros de Milla, así como a la sede de Cormetur y del Parque Jardín Acuario. /Lenny Aldana