Coronavirus y La Calima permiten que el planeta respire


Ante cuarentena social, colectiva y voluntaria





Por Edgar Mendoza /PRT DIGITAL


En el medio de la cuarentena social, colectiva y voluntaria que vive el mundo, permite que el planeta tierra esté dando un respiro, pues las calles y avenidas se encuentran desoladas ante la propagación del Covid-19.

Otra de las novedades a las que se somete la humanidad y que ha generado impacto, tiene que ver con la Calima; un fenómeno meteorológico que se produce en la atmósfera y está caracterizado por la presencia de partículas de polvo y arena, e incluso en algunas ocasiones de cenizas y arcilla en suspensión.


El Vigía, una importante ciudad que conecta con el occidente del país, ubicada en el estado Mérida, amaneció cubierta con esta capa turbia, el pasado 28 de Marzo del 2020.

Un polvo en suspensión que arropa las 7 parroquias que conforman la jurisdicción adrianista, característico de la calima, la misma está compuesta por aluminosilicatos (óxido de aluminio y sílice), arcilla, yeso, calcita y otros minerales. También contiene partículas microscópicas de otras bacterias, hongos, polen y contaminantes.

Hasta la presente fecha, mediante reportes web, redes sociales y Medios de Comunicación, habitantes en varios estados de Venezuela, aseguraron que el humo comenzó a expandirse en sus ciudades.

Cabe señalar que, las partículas que miden menos de diez micras entran a nuestro organismo a través de las vías respiratorias llegando al pulmón y, por tanto, al riego sanguíneo.

A su vez, la Organización Mundial de la Salud indica que el nivel máximo al que se debe estar expuesto a este aire es de 50 mg por metro cúbico.

Pero con la aparición de la nueva pandemia Covid-19, que ha dejado miles y pérdidas a la economía mundial, las personas deben quedarse en casa, las avenidas se ven solas, las fábricas cerradas, permitiendo una gran reducción de contaminación en el universo.

Finalmente, científicos aseguran que la calidad del aire aumentó en un 21.5% en los últimos días de cuarentena… Saldremos de esta, pero no nos queda otra que reflexionar y cuidar aún más nuestro lugar habitacional (la tierra), aprendamos a vivir y de seguro el planeta nos recompensará, teniendo en cuenta que Dios, es el Padre y Creador Universal, además, recordando que vivimos en un Universo Positivo, donde ¡Todo Es Posible!/Fotos Jhoe Mendoza