Daniel Garcia: Rector Bonucci, sin soberbia e intransigencia… Es el momento! El primer pasó el llamado a elecciones






*** La masa laboral y estudiantil que no abandona la institución persiste en activar la ofensiva contra arbitrariedad del régimen

Prensa PMI.- El pasado día jueves 27 de febrero el TSJ del régimen autoritario suspendió las medidas cautelares que había ordenado en la sentencia 0324 para que se realizarán elecciones en las universidades autónomas; sin embargo, advierte el TSJ que las universidades deben comenzar a realizar el proceso electoral para escoger sus autoridades con las condiciones señaladas en la sentencia. De tal manera que la suspensión es solo una conveniente postergación.


En este sentido, el Presidente del PMI Daniel Garcia señaló, “los hombres y mujeres de bien comprometidos y que respaldamos  nuestra Universidad libre y autónoma, tenemos que seguir blindando los esfuerzos para evitar que el régimen  la intervenga bajo mecanismos dolosos aplicados con éxito en otros ámbitos a otras  instituciones”, indicó.

“Resulta conveniente recordar que el atentado perpetrado por el régimen con la sentencia 0324, incidió para que se desempolvara y profundizara un debate sobre la necesaria modernización de la Universidad.  Este debate permitió reconocer que es imperativo refrescar la democracia universitaria a través de la revitalización de los principios de participación y alternancia que permitan, haciendo uso adecuado de su autonomía, la renovación urgente e impostergable de todas sus autoridades consejo universitario, equipo rectoral, consejos de facultad, decanos, directores de escuela, consejos de escuela, entre otros”, dijo.

Concluyó Garcia, “Así las cosas, queda ahora de parte expresamente de los decisores, específicamente del Equipo Rectoral y el Consejo Universitario, responder al llamado histórico con responsabilidad y gestionar todo lo concerniente y necesario para que el proceso de transformación y modernización se inicie. Mantener la inacción dejaría en evidencia las ansias de perpetuarse en el poder y la actitud colaboracionista con el régimen destructor. Cada actor en estos predios del conocimiento está evaluado por  la comunidad universitaria y la sociedad Merideña .no hay nada que ocultar ni aparentar. Los hechos y la omisión hablan por sí solos. Realmente solo queda actuar pues Perdería la Universidad, por culpa de sus autoridades, la oportunidad de salir airosa de este nefasto momento que atraviesa”, subrayó.