Merideños protestan ante Defensoría del Pueblo por continuos apagones









Texto de José Miguel Monagas


Merideños se movilizaron, este miércoles 19 de febrero, hasta la sede de la Defensoría del Pueblo para denunciar las secuelas físicas y mentales que sufren a causa de los incesantes cortes eléctricos de más de 10 horas en la entidad.




Los manifestantes responsabilizaron a la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) de darles un trato inhumano y cruel por aplicar racionamientos de forma no programada y frecuente.

Aseguran que los cortes eléctricos provocan alteraciones del ritmo cardíaco, insomnio, sentimientos de frustración, rabia, depresión, miedo, pánico, pérdida de control con interrupción de las actividades diarias siendo esto más frecuente en niños y ancianos, así como disminución del rendimiento escolar.

Los ciudadanos entregaron un documento al defensor del pueblo del estado Mérida, Camilo Bastos, durante la actividad que transcurrió de forma pacífica.

Mientras ocurría la protesta en el estado no había ni luz ni servicio de internet este 19 de febrero.

Los continuos cortes eléctricos inciden también sobre la salud porque los alimentos que requieren refrigeración, al no mantener la cadena de frío en forma continua, tienden a descomponerse con mayor facilidad generando en la familia pérdidas económicas y provocando enfermedades como salmonelosis, colitis, amibiasis, gastroenteritis, entre otros.