Cientos de conductores despiden el año en colas de gasolina en Los Andes









Por: María Fernanda RodríguezVioleta Santiago, Mariana Duque y María Gabriela Danieri.

Cortesía El Pitazo 


Mérida, San Cristóbal y Valera.- Desde el pasado lunes 23 de diciembre las colas para surtir gasolina y gasoil no paran de crecer en los tres estados andinos del país. Calles y avenidas de las capitales de Mérida, Táchira y Trujillo parecen estacionamientos de cientos de vehículos, cuyos choferes pernoctan varias noches a la espera de poner combustible.
En los municipios alejados del eje metropolitano de los estados andinos la situación es peor. En el páramo merideño los usuarios llevan casi 15 días en cola, debido a que no llega combustible desde mediados de diciembre.
“Todos los venezolanos necesitan combustible para trabajar, pero nosotros trasladamos las hortalizas a los diferentes estados del país” dijo a El Pitazo Carlos Santiago, quien es agricultor y este lunes 30 de diciembre cumplirá 15 días en la cola de gasolina que hay en la única estación de servicio del municipio Pueblo Llano. Santiago indicó que, según información de los dueños de la estación de servicio, la gandola llegará después del 31 de diciembre.Por su parte Carolina Rondón, también habitante de Pueblo Llano, aseguró que hace una semana le ofrecieron 200 litros de gasolina en 150 dólares. “Antes nos resolvía la gente que subía desde Barinas. Ellos eran los pimpineros e intercambiábamos gasolina por hortalizas. Ahora ni eso”, dijo quien trabaja haciendo viajes a Puerto Santander, entidad frontera con Colombia.Aunque la escasez de combustible no ha cesado en Mérida desde el pasado mes de mayo, está última semana las colas han vuelto a superar más de 300 carros, muchos de ellos estacionados por varias noches en el mismo lugar de la fila.
“La ciudad parece un estacionamiento. A donde vayas ves carros de lado y lado en las avenidas” comentó a El Pitazo un taxista que ha podido trabajar estos días porque compró gasolina al precio de un dólar por litro. “Ya me va a tocar hacer cola, porque pagar la gasolina en dólares no es buen negocio”, aseguró.
El transporte público tampoco ha escapado a esta situación, lo que ha incidido en una considerable disminución de unidades en circulación en el municipio Libertador del estado Mérida. Decenas de autobuses aguardan desde la noche anterior en la única estación de servicio que les surte en la ciudad capital, ubicada detrás del terminal de pasajeros.

Colas kilométricas en Táchira

Las colas por gasolina en el estado Táchira vuelven a ser kilométricas. En la ciudad de San Cristóbal las filas de carros superan las 20 cuadras, con más de 1.000 vehículos que tienen que quedarse dos días en espera para garantizar abastecer por el sistema de pico y placa.
En localidades como San Antonio del Táchira, municipio Bolívar de la frontera, no llegaba combustible desde hace ocho días y llegó poco porcentaje este sábado 28 de diciembre. En San Cristóbal, por su parte, ayer viernes ninguna gandola abasteció las estaciones de servicio de la entidad.

A pesar de que las colas habían disminuido un poco durante dos semanas, mientras la mesa de combustible realizaba el censo automotor de actualización del chip, justo previo a la Navidad el colapso volvió y se ha acentuado con el pasar de los últimos días del año.

Transporte público limitado en Trujillo

Las filas en las estaciones de servicio en el estado Trujillo tampoco han cesado en esta época decembrina. Este 28 de diciembre, especialmente en los municipios Valera y Carvajal, se observaron largas colas de usuarios en las gasolineras abiertas y en aquellas donde les informaron a los usuarios que llegaría la distribución.
Los conductores volvieron a la práctica de madrugar e incluso pasar la noche en la calle para poder abastecer sus vehículos. El transporte público, que tiene prioridad en dos estaciones (Mercado Municipal y Las Américas), también se ha visto afectado, por lo que después de las 5:00 p.m. dejan de prestar servicio para irse a las colas.
De acuerdo con los encargados de las estaciones de servicio consultados por El Pitazo, este aumento de la escasez se debe a la reducción de gandolas de Pdvsa enviadas para la región. A principios de diciembre la cantidad era de 10 gandolas diarias, pero en la actualidad se redujo.