Ramón Guevara cumple con el magisterio

Con la entrega de titularidad de cargo a docentes



Reconocer los meritos de los educadores da estabilidad laboral, social, académica  y profesional a quienes por años fueron abandonados, aseguró el gobernador Ramón Guevara 

 (Prensa OCI).- “Hemos trabajado para reivindicar al magisterio merideño maltratado por 19 años continuos”, afirmó el gobernador del estado, Ramón Guevara, en el acto donde se entregó el reconocimiento de clasificación a 1.513 docentes,  quienes de este modo recibieron una mejora cuantitativa en su salario por años de servicio.

En la actividad  realizada el pasado viernes en las instalaciones del Centro de Apoyo al Maestro –CRAM- ubicado en San Juan de Lagunillas, municipio Sucre, el gobernador también entregó la titularidad de sus cargos, a más de 600 educadores que durante los últimos años  ejercieron como suplentes en las aulas merideñas.

Rescató el primer mandatario regional, su afán por “hacer valer los meritos profesionales conseguidos a lo largo de años de servicio, para mejorar las condiciones laborales y de vida de cada una de estas personas que han asumido la educación como apostolado de vida”.

Este trabajo ocupó los dos años de gestión que Guevara ha venido desempeñando, “tres directores de educación han pasado y se han afanado en reconocer los meritos y años de servicio de estos educadores, hoy se ve cristalizado un sueño de ellos y un compromiso mío”, reconoció.  

Concurso y mérito

“Misión cumplida”, aseguró el Director de Educación, Jorge Carvajal Callejas, al iniciar su intervención en el acto de entrega de la titularidad a los docentes que durante 19 años desempeñaron su suplencia con vocación para la formación de los niños y jóvenes merideños.

Carvajal Callejas hizo referencia al trabajo de la Junta Calificadora “que en su labor comprometida, reclasificó más de mil quinientos profesores, que no tenían los beneficios que la ley les otorga por su preparación y años de servicio”.

“Los concursos continuarán”, afirmó el director de educación, quien además dijo que en febrero se abrirán par sub directores y directores, “cargos que tampoco han sido tomados en cuenta”.

Vale la pena

Para Maritza Vidal, docente que ejerce su apostolado en la escuela de Palo Negro, parroquia Jají del municipio Campo Elías y quien lleva más de 20 años trabajando como suplente, este acto le reconforta en su empeño de seguir formando generaciones de merideños.

“Gracias a Ramón Guevara  a nosotros se nos tomó en cuenta, al fin se hizo justicia para nosotros”, puntualizó quien con la voz cortada por la emoción, agradeció al primer mandatario regional, su empeño por cumplir sus promesas. /Euro Lobo