Familiares de bebé robado en Mérida piden respuesta de la Defensoría del Pueblo




Familiares y amigos de los padres de Jael isaac, el niño robado el pasado 3 de julio del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula) en la ciudad de Mérida, realizaron una caravana este miércoles y se dirigieron a la sede de la Defensoría del Pueblo para consignar un documento que exige pronunciamiento de la institución.

«Somos gente agricultora, gente del campo, humilde y  trabajadora que no tiene los recursos y como no tenemos recursos no nos apoyan. Estamos buscando es solidaridad y apoyo de las instituciones públicas y si no se sienten capaces que hablen para nosotros ir hasta Caracas y pedir apoyo», dijo uno de los familiares durante su discurso.

Igualmente expresó que entregarían un documento al defensor, «supuestamente para ellos en Mérida no ha pasado nada, estamos en sana paz, resulta que la Defensoría del Pueblo debe asignar un defensor público a la familia para que los oriente,  ayude y acompañe en la búsqueda del bebé», dijo.

Por su parte, María Vicenta Dávila abuela paterna del recién nacido, manifestó que Tarek William Saab asignó un fiscal para este caso, «estamos a la espera y creo que llegan hoy o mañana tres personas, y desde el Cicpc nos dicen que están realizando las investigaciones».

Igualmente aseveró que el pueblo de Micuchíes , de donde es la famila del niño robado, salió y se mantendrá en las calles, «los niños y personas se están uniendo, no vamos a descansar,  esto será semanalmente», apuntó Dávila.

J. DELGADO / CARAOTA DIGITAL