miércoles, 5 de junio de 2019

Comerciantes no pueden comprar nuevas máquinas fiscales


Ante el alto costo 





Ante la disposición del SENIAT, de adaptar las máquinas fiscales al nuevo sistema centralizado de facturación electrónica; Lisandro Segura, Presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Vigía  Sur del Lago (CAVISUR), aclaro  que los comerciantes no se niegan a acatar la medida, sino que ante el alto costo que representa la compra de dichas máquinas trata no pueden cumplirla.

Agrego, que la poca actividad económica que hay en el país, la grave caída de las ventas, la hiperinflación, el colapso de los servicios, obliga a quienes ejercen actividad económica a procurarse su propia electricidad, agua, gas, gasolina, conectividad, seguridad, y lo más importante incentivos salariales para sus trabajadores, pagando salarios que hasta quintuplican.

Subrayó, que el gasto que obligaría el cambio de las máquinas fiscales supera los Bs. 8.500.000,00, cantidad que dividida entre un salario mínimo, se ubica en Bs. 40.000,00, situación que equivaldría a 213 salarios mínimos; "cómo podrían, sobre todo los pequeños y medianos comercios, como cafetines, laboratorios, bodegas, entre otros,  generar ese ingreso frente a una economía contraída", reseñó  Presidente de Cavisur.

Indicó Segura, que entienden el propósito de los avances tecnológicos para evitar la evasión fiscal, pero cambiar las maquinas en la actual crisis que atraviesa el país no es garantía de mayores ingresos para el fisco nacional.

"Esto ocasionaria que el SENIAT no obtenga los tributos que antes recibía, porque no hay ventas, porque el problema real es la caída de la producción, la hiperinflación y la caída del poder adquisitivo del salario de los venezolanos", reseñó. 

Asimismo, apunto el Presidente de Cavisur, que cambiar las maquinas fiscales, no resuelve el problema, si la autoridad tributaria y fiscal, se impone en su propósito, ya que dicha situación estaría conllevando  al cierre de miles de comercios formales e incrementando  el exponencial crecimiento de la economía informal.

" Con la actual crisis del país son menos los comerciantes que abren sus santa marías, la autoridad fiscal debe entenderlo y desistir, será peor el remedio que la enfermedad", sentenció Segura.

Al cierre,  indicó que no es el momento para aplicar una medida que va a perjudicar a todos,  situación que a juicio del presidente de CAVISUR se podría prevenir si el gobierno financea  la adquisición de dichas máquinas.Prensa Cavisur
Share: