sábado, 1 de diciembre de 2018

Feligreses merideños celebraron La Misa de La Esperanza frente a la Catedral

Iniciaron el tiempo de preparación para la fiesta de la navidad









Euro Lobo SSCC / CNP: 12.112


La mañana de este sábado 1 de diciembre amaneció particularmente fría en Mérida. El cielo totalmente despejado, resaltaba con su azul profundo las formas de las personas que paulatinamente se congregaron frente a La Catedral local para participar en la Misa de La Esperanza, la cual fue convocada por el Cardenal Porras Cardozo, quien desde Caracas celebró unido espiritualmente a su arquidiócesis.

El clero local acompañó a los feligreses que al ritmo de los villancicos, coparon la Avenida 4 desde la calle 22 hasta la 23, para participar en la eucaristía que presidió el Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Mérida, Monseñor Luis Enrique Rojas Ruiz.

En el acto litúrgico participaron los colegios católicos miembros de la Avec, quienes vistieron niñas con los atuendos de cada una de las más conocidas advocaciones marianas.

Esta eucaristía marcó el final del tiempo litúrgico ordinario y abrió la meditación del tiempo de Adviento, lapso que sirve para la preparación espiritual del pueblo de Dios para la fiesta de Navidad.

El Obispo merideño llamó en su homilía a “vivir el Adviento desde el valor de la familia, preparando nuestro pesebre para que desde allí nazca el Amor, y la Libertad, el perdón, la reconciliación y la paz para los venezolanos”.

El acto fue propicio para mantener la tradición católica de bendecir “La Corona de Adviento”, las cuales fueron presentadas como ofrendas ante el altar luego de la homilía.

Monseñor Rojas Ruiz hizo mención especial de una de las coronas presentadas por una niña, la cual estaba hecha con billetes de denominación fuerte, el cual, señaló el prelado, “representa la pobreza en la que estamos sumidos”, pero que presentados en la corona, “representa la falta de riqueza que pasará al dejar nacer la Luz del Amor que s celebra en navidad”.

Culminó la celebración con la oración por una Venezuela posible para todos, recordó Rojas Ruiz, quien invitó a todos los merideños a participar con fe, esperanza, alegría y optimismo en la fiesta navideña, “porque festejamos el nacimiento de Dios, no de un bono, ni de una ropa, no de un sueldo ni de un estreno, no de una hallaca ni mucho menos de una bolsa clap, Aquino festejamos el regalo de un pernil, festejamos el nacimiento de la Luz de la Libertad”
Share: