miércoles, 28 de noviembre de 2018

Universitarios de Mérida cuentan con gobierno bolivariano para movilizarse

Ejecutivo nacional incorpora 12 nuevos autobuses



*** Soluciones sistémicas que se adelantan ante la situación del transporte y guerra económica presentada en el país, que afecta a muchos venezolanos

Prensa Jehyson Guzmán 

 Los estudiantes universitarios de Mérida cuentan con el gobierno bolivariano, para movilizarse a escuchar clase en las distintas casas de estudios, ya que a través del Ministerio de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología enviará 12 autobuses a la entidad.
Rubén Castellano, vocero de esta cartera ante el Consejo Universitario de la Universidad de los Andes (ULA), informó que la decisión se tomó dada la situación presentada en el estado con el transporte. Dijo que fue una propuesta del ministro Hugbel Roa al presidente Nicolás Maduro, como parte de la solución al problema, para apoyar y reforzar las Rutas Estudiantiles Universitarias.
La finalidad es que estas unidades cubran las diferentes áreas de la entidad donde haya universidades, de tal manera que los jóvenes estudiantes y el personal adscrito a ellas, puedan movilizarse desde sus casas hasta las mismas y viceversa; que cuenten con el servicio que hoy es deficiente.
Castellano recordó que la Universidad Politécnica Territorial de Mérida Kléber Ramírez (Uptmkr), puso en marcha desde hace algún tiempo una ruta que se mantiene gracias al esfuerzo y la gestión de su rector Ángel Antúnez, la cual será reforzada con las unidades que el gobierno bolivariano va a enviar.
“Ante la situación de crisis y de guerra económica que vive Venezuela, la solución es sistémica. Es decir, va a haber un sistema de transporte para la población estudiantil de todo el estado. Por eso las unidades y la solución propuesta. No van a ser unidades para uso particulares distintos a las Rutas Estudiantiles”.
Desaparecen cauchos y baterías en la ULA
Por otra parte, el vocero del Ministerio de Educación Universitaria denunció la desaparición de un lote de cauchos y baterías entregados a la ULA, sin que hasta ahora se sepa si este caso se denunció o no ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). “Lo único que sí es cierto es una sustracción de un bien público que era de la comunidad universitaria. Esto ocurrió hace como un mes y nadie ha dicho nada al respecto”.
Share: