lunes, 16 de julio de 2018

Área de Neonatología del Iahula registra 70% de deserción de enfermeros


El perfil de los profesionales no es fácil de sustituir

 

 

 


*** Desde los gobiernos nacional y regional existe la voluntad para contratar nuevo personal, pero los profesionales no acuden al llamado porque el sueldo no se ajusta a la realidad económica del país

 

El área de Neonatología (P-28) del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula), en el estado Mérida, presenta un grave déficit por las renuncias masivas y abandonos de cargo del personal de enfermería, situación que se agudizó en los últimos tres meses.

 


La información la dio a conocer, la directora de este centro asistencial, Estrella Uzcátegui, quien manifestó que esto se mantiene, pese al último aumento salarial decretado en el mes de junio por el Ejecutivo nacional.

 
Indicó que lamentablemente existe un gran porcentaje de deserción por parte de los profesionales de enfermería en el área de Neonatología, mientras que especificó que “en las últimas semanas la cifra alcanzó el 70%”, lo que pone en riesgo la vida de los recién nacidos.

 

Dijo que los profesionales del P-28 del Iahula tienen una especialización en enfermería neonatal, “perfil que no es fácil de sustituir, porque es la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de los lactantes”.

 

“Allí se consiguen bebés prematuros, de bajo peso o con algún proceso infeccioso, lo que es lamentable”, comentó Uzcátegui, al tiempo que explicó que el área de Neonatología es un espacio con capacidad para atender a 18 recién nacidos y a veces hay más de 40.

 

Asimismo, la titular del hospital universitario de Mérida agregó que a esta crisis se suma el plan de contingencia activado por la falta de transporte público, lo que genera que los trabajadores no lleguen a tiempo a sus guardias.

 

Finalmente, añadió que tanto el Gobierno nacional como el regional tienen la voluntad para contratar nuevo personal de enfermería, pero los profesionales no acuden al llamado porque el sueldo no se ajusta a la realidad económica del país. /Prensa OCI

 
Share: