sábado, 17 de marzo de 2018

Rector Bonucci tuvo que reincorporar a los 16 estudiantes de FACIJUP, para no ir preso por desacato


Tanto nadar, para morir en la orilla

 

 

 

 

*** Queremos recordar, que esto es  lo que nos enseñan nuestros profesores con mucha vehemencia y mística herencia de ser la Escuela de Leyes más antigua del país ***

 

Nelson Dugarte

 

La justicia  y la verdad a favor de 16 estudiantes universitarios que fueron suspendidos de sus aulas de clases se impusieron ante una decisión y posición radical  del  Rector Bonucci que  ha pretendido erigirse como el dueño de ULA, violando toda la normativa establecida en la universidad para imponer sus caprichos, prepotencia y arrogancia, debido que ellos no responde a los intereses personales de este Rector y sus incondicionales, recordar que desde el pasado 27 de noviembre 2017 esta máxima autoridad universitaria de manera autoritaria y arbitraria, como cualquier autócrata decide expulsarlos de la universidad a estos estudiantes de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas (FACIJUP), por el simple hecho de oponerse  a sus intereses personales y ponerse del lado de las normas y leyes que impone el Estado de Derecho.

 

 

Asi lo dió a conocer Presidente Adjunto de la FCU Antonio Indriago estudiante afectado señalo: “El verdadero movimiento estudiantil, el auténtico, le hemos propinado una ejemplar derrota a quien se cree el todopoderoso de la ULA, al "reyezuelo" Mario Bonucci, que  seguía con sus caprichos y empeño de no reincorporarnos a nuestras aulas de clases, argumentando que la autonomía universitaria le confería la potestad de tomar ese tipo de decisiones y que no iba a acatar ninguna decisión ni del Consejo de Apelaciones de la propia universidad ni mucho menos las venidas de ningún Tribunal de Justicia Ordinario, aseguró.

 

Se vio con la soga al cuello…

 

“Más sin embargo, este señor el Rector-dictador tuvo que verse seriamente amenazado con ir preso por desacato a la autoridad, con la “soga al cuello" para ceder en sus caprichos y ordenar nuestra reincorporación a nuestras actividades académicas, aceptando y reconociendo que la razón estaba de nuestro lado, del lado de los bachilleres que él tanto subestimó y despreció, aceptando su error”, afirmó.

 

La justicia existe dentro de la ULA…

 

Para finalizar Indriago expresó: “Quiero aprovechar la oportunidad para hacerles llegar un mensaje de optimismo a toda la comunidad universitaria y a su vez a que estén alerta para no permitir ningún tipo de atropellos de parte de éste señor, que se cree un Rey y que el edificio del Rectorado de la Universidad de Los Andes es su Palacio privado y que pretende seguir dirigiendo los destinos de la universidad a su antojo como si fuera de su propiedad. Vienen tiempos de cambio para el país y también para la universidad”, indicó.

 
Share: