lunes, 22 de enero de 2018

En Mérida los altos costos funerarios y la falta de espacio en los camposantos, encuentran en “la cremación” una solución


Especialmente en el municipio Libertador

 

 

 

*** La falta de espacio en los cementerios de la ciudad de Mérida no estaría en la capacidad de soportar un plan de emergencia de un hecho o acontecimiento imprevisto  natural ***

 

Nelson Dugarte

 

En Mérida se ha convertido en una realidad insoslayable las creencias religiosas así como su transmisión a través de las distintas generaciones ha hecho del entierro la principal forma de despedida entre los dolientes - sin embargo-  los altos costos económicos de los servicio funerarios, sumados a la falta de espacio y los efectos medioambientales de esta práctica están encontrando en estimular entre sus ciudadanos en la cremación una solución a esta delicada situación.

 

“En este primer trabajo queremos dejar que según algunas  las proyecciones iniciales no son muy alentadoras en un trabajo investigación que llevamos adelante,  en su totalidad  los cementerios de la ciudad Mérida  como el Espejo, Inmaculada, La Parroquia  podría quedarse sin espacio esta saturados estos camposantos en unos sietes meses,  mientras que una tercera parte de ellos estarían sobresaturados dentro de  dos años, anexando a esta realidad el cementerio municipal  en el sector el Valle, esto debido al ordenamiento desordenado sin control interno de los mismos”.

 

“Esto sucede a pesar de que la cremación se está iniciando una tendencia ineludible en la zona metropolitana de Mérida, los cementerios están repletos por lo que la cremación se está convirtiendo en la única opción para la despedida del cuerpo de un ser querido, debido que en las 13 parroquias urbanas que conforman el municipio libertador se están quedando sin tierras disponibles mientras que se presenta un crecimiento lento pero constante de las cremaciones ya que el 37% de las personas han elegido esta última opción por sobre la inhumación”. 

 

“El exhorto es al ente municipal en el municipio Libertador a revisar esta situación, ya desde diez años atrás solamente vienen pensando  en hacer  mas políticas de palabras que de hechos, los merideños necesitan la atención en todos los términos de sus servicios públicos en general y  esto no escapa el servicio de cementerios necesita una revisión urgente ya que cada dia lo vemos a un acercamiento de sobresaturación o colapso de los mismos, como dice el refrán en guerra avisada,   no muere soldado si……”
Share: