lunes, 29 de enero de 2018

En PJ el injerencismo y atropello a la dirigencia local fue la consecuencia de no poder validar


Señalo el dirigente Gustavo García

 

 

*** Ante el implosión de PJ es evidente quien a hierro mata no puede morir a sombrerazos ***

 

Nelson Dugarte

 

El injerencismo en la política regional o local por parte de las autoridades de los partidos políticos nacionales tiene resultados catastróficos así lo entrever  el dirigente Gustavo García Secretario Político del partido Regional PMI, quien puso como ejemplo la  no  validación del Partido Aurinegro  Primero Justicia en el estado Mérida y en todo el territorio nacional.

 

Mérida es un ejemplo de resistencia en todos los sentidos. No se puede ser permisivo ante la imposición y el desconocimiento del liderazgo que construye con esfuerzo opciones electorales a través del trabajo social, hay que dejar claro  que PJ en Mérida se convirtió en la primera fuerza electoral del estado bajo la conducción del ex alcalde Carlos García hoy olvidado y opacado por las demás fuerzas políticas de oposición quienes lo dejaron solo y el equipo que le acompaño no fue reconocido, luego de ser sentenciado e inhabilitado ilegalmente por el gobierno de Maduro”, acotó.

 

Sin embargo, en un golpe ordenado por Tomas Guanipa Secretario General Nacional coloco autoridades arbitrariamente justificando un desacato a líneas partidistas,  estos devaneos en la política tiene su costo y los responsables de teñir con saldo rojo al partido amarillo  son las autoridades provisorias  ejecutores de las policías erradas del centralismo inquisidor que busca siempre el servilismo del interior de país y debido a la  anarquía institucional reinante no pudieron lograr su objetivo de validar, ahora si la suerte los acompaña tienen que ir  a tratar si el pueblo quiere  que revaliden este fin de semana como es el sábado 3 y domingo 4de febrero”, concluyó Garcia.
Share: