jueves, 14 de septiembre de 2017

Escasez, regulaciones, chantaje y martillo desmotivan la producción agropecuaria



 

****El hambre tiene una solución a corto plazo y  es la inversión prioritaria  en el campo merideño.

 

Daniel García Arellano candidato por el PMI a la gobernación señalo su compromiso prioritario con el sector campesino, agropecuario e industrial. Tres grandes fuerzas que conjugadas pueden dar un resultado positivo a la principal necesidad de la gente que es la garantía de abastecimiento de alimentos.

 

Las políticas del gobierno nacional  han generado una desmotivación a los productores del campo que además de las insuficiencias  de los elementos mínimos para la siembra, transporte y comercialización,  factores como la inseguridad y la devaluación congelan los campos y fomenta improductividad y el  desempleo.

 

Señalo que actualmente colabora con el restablecimiento y  refundación y de la federación campesina órgano que logro grandes reivindicaciones para los campos venezolanos.

 

Los agricultores  ya no están seguros ni  de la propiedad de sus tierras, situación que genera una desinversión severa en el desarrollo y tecnificación del campo. Con un plan a dos años se lograra la producción del 70% de las tierras cultivable en el estado.
Share: