miércoles, 5 de abril de 2017

Por cuarto día consecutivo se mantiene el paro de transporte en Mérida

 
 
 
Darwin Nava
La falta de respuesta de la Fundación Fondo Nacional de Transporte Urbano (Fontur) hacia el Sindicato de Transporte del estado Mérida, ha conllevado que el paro de transporte público se mantenga en el estado Mérida por cuarto día consecutivo, situación que ha afectado a los ciudadanos de a pie que a pesar que el sistema Trolebús a tratado de resolver esta situación en su ruta principal de Mérida a Ejido, pero los ciudadanos que viven en zonas foráneas sigue llevando del bulto porque les toca caminar para llegar a sus hogares.
Ante esta misma situación el día de ayer a primeras horas de la mañana, se llevó a cabo una situación irregular que a juicio de Yiovanni Nieto, secretario de reclamo del mencionado sindicato, se origino por los actos violento de un grupo de personas que llegaron a arremeter contra algunos transportistas de distintas líneas de la ciudad, que de manera personal decidieron realizar una concentración en las inmediación de la sede del Tromerca en el municipio Campo Elías, que terminaron con hechos violentos y la dispersión de la protesta con gases lacrimógenos. 
Destacó que hasta el día de ayer ni Fontur y mucho menos autoridades regionales, se han acercado al sindicato para buscar una solución a los pedimentos que hacen los transportistas, dejando claro que los presidentes de las diferentes líneas de transporte del estado, continúan a la espera de que se atiene los pedimentos que realizaron entre los que recordó la reposición de las dos unidades quemadas, una ayuda para el chofer que fue herido con arma de fuego, seguridad para las unidades de transporte y que resuelvan la situación con el sistema de pasaje estudiantil.
Concluyó expresando que el paro continua el día de hoy y se mantendrán en asamblea permanente en el sindicato,  pues se mantienen a la espera de una reunión con el gobernador del estado Alexis Ramírez, ya que les preocupa que por la falta de respuesta de Fontur la situación con el paro de transporte siga empeorando,  y los ciudadanos merideños continúen pagando las consecuencias de un conflicto que debió haber sido solucionado desde el primero de enero.
Share: