miércoles, 8 de marzo de 2017

CU exige acción policial y no más silencia gubernamental ante la escalada de violencia contra la ULA





 
 
Prensa ULA
A la cadena de eventos violentos y asaltos a dependencias y extensiones de la Universidad de Los Andes, se suma las recientes acciones delictivas por parte de bandas armadas y encapuchadas contra la facultad de Farmacia y Bioanalisis, la Facultad de Ingeniería, la Facultad de Ciencias y la Facultad de Arquitectura y Diseño Industrial.
La discusión que discurrió en el Consejo Universitario Extraordinario (CUE) de este miércoles 8 de marzo dejó claro que esta toma violenta no tiene participación de estudiantes, obreros, profesores y empleados, lo que determina que es el hampa común quien tiene secuestrada estas facultades, sin que  hasta la tarde de este día se evidencia la actuación de los organizamos policiales del Estado.
En este sentido el CUE instó tanto al gobierno regional, como a la dirección regional policial y el comandante del Zodi a que se apresten tal y como lo reglamenta el articulado de la Ley de Universidades.  “Se dice, se comenta que esta violencia es producto de una licitación de un comedor, pero hay que dejar muy claro que esta licitación fue una decisión tomada por el Consejo Universitario a solicitud de los  mismos estudiantes”, refirió el rector Mario Bonucci al concluir la sesión.
En resumidas, se licitó un comedor que no produce el plato alimenticio, que tiene pocos obreros que pueden ser reubicados sin el menor problema, y que gozan de estabilidad laboral. La intención de la licitación será una experiencia que permitirá comparar esta gestión con la autoadministrada.
“No puede llamarse privatización porque no se le está entregando el comedor a una empresa privada. La empresa cobrará a la universidad y el servicio será absolutamente gratis para los estudiantes. Servicio que además resulta menos costoso que la autoadministración de dicho comedor”
Ya la ULA goza de comedores licitados en los núcleos de Táchira, Tovar, El Vigía y Trujillo y los percances son mínimos en comparación con los comedores autoadministrados del Núcleo Mérida. “Es bueno se sepa que en todas las universidades oficialistas, donde existen comedores funcionan mediante licitación, por ejemplo el caso de la Klevert Ramírez de Ejido, Mérida.”  Solo dos comedores universitarios en Venezuela son autoadministrados; los dos de la ULA en la ciudad de Mérida y el de la Universidad Central de Venezuela en Caracas.
Las ventajas de licitar son claras pues hay una reducción de precios, se mejora la calidad, hay estabilidad  y continuidad en el servicio pues un paro de obrero y de otro tipo no suspendería el comedor. Lo importante es que dependiendo de este servicio hay posibilidad de decidir si se mantiene, se cambia o se retorna a la autoadministración.
Lo que ocurre
La autoridad universitaria expresó que es importante consolidar la fortaleza institucional de la mano de su comunidad con el cierre de fila en defensa de la ULA. “Cuando reagrupamos los hechos de esta escalada  violenta que no debe dejar por fuera al asalto que se le quiere perpetrar a la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, la toma de los estacionamientos frente a los cuerpos policiales en la reciente temporada ferial, la quema en Nutula entre otras, es notoria la intención de acorralar a la universidad y que se produzca la ausencia o renuncia de sus autoridades con esta tipo de presiones”
El rector considera al respecto, que es momento de solicitar al Tribunal Supremo de Justicia que destranque el juego de las tan “cacareadas elecciones universitarias” y que sus autoridades y los aspirante se sometan al sufragio tal cual lo impone la Ley de Universidades. “…Pero que haya elecciones para todas las universidades, tanto autónomas como las oficialistas”.
El rector expresó que de suscitarse estas elecciones, él aspiraría a la reelección para igualmente someterse al escrutinio de los académicos y los estudiantes.
Propuestas votadas
Se acordó hacer una inspección inmediata en los comedores del núcleo de Mérida para detectar las necesidades fundamentales. Se le solicitará al gobierno nacional que suministre los alimentos escasos pues la universidad no cuenta con recursos para comprarlos, Mediante un remitido se fijará una postura pública sobre esta realidad vandálica que azota a la ULA. Se solicitará un informe a la Dirección de Vigilancia sobre las actuaciones de este cuerpo frente a los hechos y datos recabados. 
Igualmente se voto la realización de un referendo entre todos los estudiantes sobre, si está de acuerdo con la decisión del CU – a solicitud de los representantes estudiantiles- sobre la licitación de los comedores de La Hechicera y el de la avenida Don Tulio, que está por concluirse. Igualmente se someterá a referendo la licitación de los comedores de Los Chorros y el de Liria.
Finalmente se acordó para los venideros días la convocatoria de una gran concentración de universitarios en defensa institucional, así como llevar ante la Defensoría del Pueblo y Fiscalía las denuncias correspondientes una vez este cuerpo reciba los oficios de informes que emanen tanto la Consultoría Jurídica como la Dirección de Vigilancia.
Share: