martes, 14 de febrero de 2017

Suspenden indefinidamente actividades académicas y administrativas en Facijup ante toma violenta


 
 
 
 
María de los Ángeles Pérez. CNP 9795.
PRENSA ULA
 
Nuevamente en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas (Facijup), de la Universidad de Los Andes, se ven en la necesidad de suspender las actividades académicas y administrativas por los hechos violentos que se suscitaron la mañana de este martes 14 de febrero de 2017, debido a que el ex decano de esa facultad, profesor jubilado Andrey Gromiko, amparado en la resolución de un tribunal y acompañado de algunos amigos,  profesores y estudiantes se presentó reclamando el decanato que hace unos 5 años aproximadamente abandonó,  cuando solicitó su jubilación en virtud de que estaba en proceso de ejecución, por parte de esta universidad, una sanción impuesta por la Contraloría General de la Republica, pero al solicitar su jubilación no se le pudo ejecutar la sanción por no ser ya personal activo.
 
Hoy, después de 5 años del abandono de su cargo decanal, el profesor Gromiko Urdaneta, respaldado por una orden del Tribunal Contencioso Administrativo  pide su reincorporación, pero para que ésta esté ajustada a derecho y sea legal debe ser discutida y aprobada por el Consejo Universitario, toda vez que la Universidad de Los Andes tiene su propia normativa, en tanto universidad autónoma y la injerencia de cualquier ente externo ya violenta la autonomía universitaria.
Con violencia
La profesora Aura Murillo, decana de la Facijup, manifestó que es inconcebible esta situación, ya que el profesor Andrey Gromiko Urdaneta se apoya en tribunales que atentan contra esta institución universitaria, en vez de esperar el informe del Servicio  Jurídico que debía discutir y aprobar el Consejo Universitario y así mantener el respeto a la autonomía universitaria que como abogado debe conocer, mas sin embargo se presentó amenazante ante el despacho decanal, acompañado de sus amigos, algunos profesores y estudiantes, quienes en el intento por entrar violentamente al despacho de la decana golpearon a la profesora Lilian Gainza y a un camarógrafo de ULA TV.
Delito contra la República
La profesora Aura Murillo, dijo que a las 5 de la tarde, hora de redacción de esta nota de prensa, aún se encontraban en su despacho, a la espera de un tribunal que podría apersonarse a este  decanato, lo cual sería también una violación flagrante a la autonomía universitaria.
 
Explicó la decana que lo más delicado es que cualquier organismo que ejecute las pretensiones del profesor Andrey Gromiko Urdaneta seria cómplice de un delito de peculado y el tribunal que lo ejecute también es cómplice de los delitos contra la república, porque existe un fraude en el procedimiento administrativo de jubilación, ya que este profesor se jubiló para no cumplir con la sanción interpuesta por la Contraloría General de la República y que fue ratificada por el Tribunal Supremo de Justicia en sentencia del 2014, donde declara sin lugar la solicitud que hizo este profesor, buscando la nulidad del recurso contencioso administrativo y del Tribunal, que son decisiones vinculantes porque son emanadas del máximo Tribunal de la República que lo declaró sin lugar.
 
Ante lo expuesto, dijo la Dra. Murillo que ya no les extraña  la actitud expedita del Tribunal Contencioso Administrativo del Estado Mérida y la celeridad procesal que fue denunciada ante el Consejo Universitario de este lunes 13 de febrero del 2017 y por tanto se mantendrán firmes en el despacho decanal de la Facijup defendiendo la autonomía universitaria.
Share: