miércoles, 28 de diciembre de 2016

OVV Mérida presentó informe anual de muertes violentas




 

Gabriela Vázquez

Pasante-UNICA/Prensa OVV Mérida
 
Como es costumbre, el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) exhibió ante los medios de comunicación el informe anual sobre muertes violentas del 2016, contando con fuentes primarias oficiales y con las informaciones recabadas de los seis observatorios regionales de violencia.
 
Según el informe del OVV, en 2016 se registraron 28.479 muertes violentas, lo que significa una tasa de 91,8 por cada cien mil habitantes, ubicando a Venezuela como el segundo país con mayor nivel de violencia letal en el mundo para el año que culmina. De este total, los homicidios se estimaron en 18.230 casos, las víctimas de los actos clasificados como resistencia a la autoridad en 5.281; y 4.968 fallecidos cuya calificación es averiguación de muerte.
 
Sobre estas cifras, el profesor de la Universidad de Los Andes y Coordinador del OVV Mérida, Freddy Crespo, opinó que la misma implicó un incremento de aproximadamente 800 muertes violentas con respecto al 2015, año en que el registro de esta cifra, según el OVV fue de 27.785. “La tasa pasó de 90 a 91 muertes violentas por cien mil habitantes del 2015 al 2016. Al considerar los homicidios, vemos como esta se encuentra en el rango de la presentada por el Ministerio Público en su Memoria y Cuenta del 2015. Según esta cifra se registraron en el país en 2015 17.778 homicidios, cifras que en nuestro pronóstico es de 18.230”.
 
Del mismo modo, resalto el profesor Crespo, que las principales características de la violencia en 2016, fueron, en primer lugar, un incremento de la violencia en la acción en sí, implicando el uso de armas largas para la comisión de delitos, el enfrentamiento directo a los organismos de seguridad expresado en ataques a comisarias o casillas policiales; en segundo lugar, la aparición de los delitos relacionados con la situación del desabastecimiento; en tercer lugar, el aumento de los linchamientos; y por último, el crecimiento de los delitos amateur o aquellas acciones que implican la comisión de un delito de manera circunstancial como aprovechamiento de una situación específica o condición particular de la víctima.
 
Para Mérida la situación no parece muy alentadora sobre las cifras de violencia. A pesar que ocupa la posición décima novena en el ranking nacional de tasa de muertes violentas, con una cifra de 57 por cada cien mil habitantes, hacia lo interno de la entidad el panorama cambia. Con relación a los delitos totales según registro oficial, de acuerdo el profesor Crespo, las muertes violentas tienen una proporción que ni siquiera en Caracas se repite. La entidad tiene al municipio que en 2015 y 2016 tuvo el segundo mayor incremento en homicidios a nivel nacional (Julio César Salas), mientras que Libertador, Alberto Adriani y Campo Elías, registran el 65% de los delitos totales de la entidad y el 55% de los homicidios en 2016. Sobre este delito, alertó Crespo el incremento alarmante en lo que va de mes, en el que se han registrado 28 homicidios en 23 días.
 
Otros aspectos a resaltar son: el 75% de los delitos no son denunciados en la región, principalmente porque “la policía no hace nada”; la comisión de delitos por comida, el ingreso a vivienda de manera violenta en la que amordazan, disparan o torturan a propietarios para robarles los alimentos, apareciendo como un delito en constante aumento en las mediciones que efectúa el OVV Mérida.
 
Finalmente, Crespo hizo referencia a una violencia gradual en el presente año que si no se controla de manera adecuada, para el 2017-2018 habrá una “explosión mayor de violencia” con delincuentes emergentes que no se han vislumbrado aún.
 
También, hizo un llamado a seguir el contenido de la página web del Observatorio Venezolano de Violencia, el cual se mantiene con contenido informativo respecto al tema de violencia nacional: www.observatoriodeviolencia.org.ve

 
Share: