Merideños de la pelota vasca viajan a Copa del Mundo en España

 Dos atletas y un entrenador



 



El técnico y dirigente de la pelota Vasca, Francisco Miguel Padilla Ramírez, viajará presidiendo una delegación venezolana, compuesta por dos atletas merideños que han venido entrenando en el frontón del Polideportivo “Luís Ghersi Govea”, para participar en la Copa del Mundo de este deporte, a celebrarse del 10 al 20 de septiembre en la ciudad de Valencia, España.

Acudimos a esta instalación para observar una jornada de entrenamiento de los atletas merideños Diana Rangel y Juan Adolfo Becerra Moffa, que junto a Padilla conforman la pequeña delegación venezolana a esta Copa del Mundo.

Entrenador y dirigente

Francisco Padilla es un entrenador y dirigente de una amplia experiencia en varios deportes, pero en los últimos años sea dedicado a la pelota vasca, el racquetbol y el tenis de arena. Es entrenador de la selección nacional de pelota vasca, entrenador de la selección del estado Mérida, presidente de la Asociación de Pelota Vasca del estado Mérida, y vicepresidente de la Federación Venezolana de Pelota Vasca.

Comenzó señalando que “la convocatoria la hice en febrero, cuando salió postulada la Copa del Mundo, que por la pandemia no había sido publicada la fecha, y se estableció que será del 10 al 20 de septiembre, en la ciudad de Valencia, España, en la modalidad de Frontón de 30 metros”.

Agregó que “las modalidades a competir allá serán Paleta de Goma y Frontenis, la convocatoria que hice fue general, primero empezaron a prepararse varios atletas, pero cuando empezamos a revisar y ver la carencia de pasaportes vigentes, y también por algunas enfermedades que sufrieron otros, lamentablemente la selección quedó reducida a dos atletas que son Diana Rangel, que va en Paleta Goma femenino, y Juan Adolfo Becerra Moffa que va en paleta masculino”.

Mucho esfuerzo para viajar

Con respecto a la asistencia a esta Copa Mundial, señala el entrenador que “viajaremos los tres con muchos sacrificios, pues nuestro viaje es posterior al inmenso gasto que hizo el gobierno nacional en deporte para la asistencia a las dos olimpíadas, y con toda la carga política que ha tenido el país, unido a la crisis que desde hace tiempo sufrimos, hemos tenido mucha dificultad para cumplir con los trámites para poder participar, ya que hay un plazo para poder hacer la inscripción, que para este tipo de torneos vale 500 euros”.

Con respecto a los costos del viaje y la competencia, añade que “se pagan además 75 euros por cada modalidad a competir, que suman 150 más, el alojamiento debe ser en un hotel designado por los organizadores, cuatro estrellas que tiene un costo de 173 euros la noche, con comida y transporte, además del pasaje que sale costoso, ya que no nos podemos ir por Colombia, porque fue castigada por falsificar los PCR del Covid19, y debemos viajar por Caracas en donde el pasaje sale en mil dólares”.

Esperan por apoyo prometido

Le preguntamos a Francisco Padilla si han recibido o recibirán apoyo de las autoridades nacionales.

“A nivel nacional tenemos todas las promesas, hicimos todos los gastos por intermedio de algunos contactos que tenemos en Europa, y algunos en Estados Unidos que nos hicieron el favor de facilitarnos sus tarjetas de crédito para sufragar esos costos, con la promesa del Comité Olímpico Venezolano, la Federación Venezolana de Pelota Vasca, el Ministerio del Deporte y el Instituto Nacional de Deportes, de que nos van a reponer todos los gastos”.

Dice además el dirigente y técnico que “de hecho vamos el lunes a Caracas, a una base de entrenamiento que es el último paso, para estar allá seis días en la capital del país, en una cancha techada y cerrada por sus lados, en el Centro Vasco, y allá haremos todas las gestiones para recuperar todos los compromisos que tenemos económicamente, y poder viajar y competir concentrándonos solamente en rendir”.

Copa vital de cara al futuro

Quiere dejar claro Miguel Padilla que no es un capricho el participar en esta Copa del Mundo en España, sino que hay que hacerlo para poder acceder a otras competencias muy importantes.

“El esfuerzo que hicimos nosotros por participar es grande y con un objetivo, ya que prácticamente si no tomamos parte y competimos en esta Copa del Mundo, no nos clasificamos para el Mundial que es en Francia el año que viene, y por ende tampoco podemos participar en los Panamericanos de Chile en el 2023, y tenemos bastante posibilidad en Chile, ya que muchos de nuestros atletas de alto rendimiento están haciendo vida en Chile y hay cuatro personas que están trabajando directamente con la pelota vasca allá, son entrenadores ya de la Federación chilena, van con atletas de Chile a la Copa del Mundo, y fueron atletas formados por mí”.

Resalta esto porque “nos conviene asegurar nuestra participación en los Panamericanos de Chile por la base de entrenamiento que podemos tener allá apoyados por venezolanos, ya nos la ofrecieron y nos podemos ir un mes antes para prepararnos, y en las modalidades de frontón y paleta tenemos posibilidades”. (Prensa pelota vasca merideña, Ricardo Cabrera, CNP 3.560).