Tasa de mortalidad por Covid- 19 en la región ha sido superior a la del país según estudio del OVV Mérida

 



OVV Mérida

Recientemente el Observatorio Venezolano de Violencia en Mérida (OVV Mérida) publicó los resultados de un informe, producto de una investigación que tuvo como propósito observar y analizar el comportamiento del Covid - 19 en la entidad,  entre marzo y diciembre de 2020. En la indagación se trabajó con  indicadores de morbilidad y mortalidad en el estado Mérida para establecer una comparación con el resto de los estados y  país. Para ello, se generó un conjunto de estimaciones numéricas con base en cifras divulgadas por la Comisión Presidencial para la Prevención, Atención y Control del Covid-19, empleando además las estimaciones de población realizadas por el proyecto ENCOVI para el año 2020.

Entre los hallazgos más resaltantes que se obtuvieron destaca la distribución mensual de los casos, donde -de acuerdo al informe- ocurrió un comportamiento muy distinto en Mérida con respecto al resto del país. “Desde el punto de vista de la distribución de los casos mensuales, se obtuvo un comportamiento muy distinto entre las curvas de Mérida y Venezuela. Mientras esta última exhibe un crecimiento continuo entre abril y septiembre, para luego caer durante octubre-noviembre y mostrar luego un aparente leve incremento hacia diciembre; la de la entidad mostró durante abril-octubre una propensión clara a seguir aumentando el número de casos, con un leve descenso en noviembre, pero con una tendencia visible a acelerarse mucho más el número de contagios, en el mes de diciembre. Entre mediados de marzo y septiembre el número de casos registrados de personas contagiadas en el país aumentó 197 veces (de 143 a 28.394 casos), en Mérida pasó de 1 a 680, es decir, se incrementó 680 veces en el mismo tiempo. Luego, en Venezuela, el número decrece de 28.394 (valor máximo alcanzado en septiembre) a 11.164 en diciembre (63% de descenso). En cambio, en Mérida, los casos registrados continuaron ascendiendo de 680 (septiembre) hasta llegar a 961 en diciembre (41% de aumento)”, señala el informe.

Otro dato importante que reflejó la investigación estuvo relacionado con el ritmo de crecimiento medio mensual del número de casos registrados de Covid-19 tanto en Mérida como en el país, entre marzo-diciembre. Venezuela mostró un ritmo medio de crecimiento mensual de 74%, mientras que Mérida presentó un valor de 99%. Esta cifra ubicó a la entidad en el cuarto lugar detrás de Táchira (114%), Yaracuy (106%) y Nueva Esparta (100%).

Un hallazgo resaltante fue que  Mérida se ubicó en el cuarto lugar entre los estados con mayor tasa de mortalidad por esta enfermedad, así como en el octavo puesto entre los estados con mayor tasa de personas contagiadas o lo que se conoce también como la tasa de prevalencia, asimismo y más grave aún, es que esta entidad andina ocupó el tercer lugar con la tasa de letalidad más elevada del país, después de Amazonas y Sucre.

 

La investigación abarcó igualmente  la distribución espacial del virus. En este aspecto se encontró que  los municipios más poblados del estado registraron el mayor número de casos. Es decir Libertador, Campo Elías y Alberto Adriani, que concentran  56 por ciento de la población total de la entidad; tuvieron  64 por ciento de los casos acumulados entre marzo y diciembre de 2020. Es así como se encontró una correlación muy elevada, alrededor del  98 por ciento, entre el tamaño de la población de estos municipios y el número absoluto de casos acumulados registrados.

En  relación a la tasa de personas contagiadas en los municipios de Mérida, se tiene que Tovar, Campo Elías y Pueblo Llano resultaron ser los que ocuparon los tres primeros lugares. Esos tres territorios, en conjunto con Rangel, Libertador, Santos Marquina y Cardenal Quintero son los que superan la tasa del estado. Esto significa que son las zonas en las que existen las mayores probabilidades de contraer el virus.

Cuando en el informe se habla  de subregiones en el estado,  se explica   que el área metropolitana de Mérida es la zona que tiene la mayor tasa de contagios, luego sigue la zona del Páramo, después el Valle del Mocotíes, en cuarto lugar la zona Panamericana y finalmente los Pueblos del Sur.

También -dentro del informe- se logró hacer una diferenciación entre la tasa de contagios del ámbito urbano y el  rural. “En el primero, es decir en el urbano, aproximadamente la tasa arrojó 3,8 personas contagiadas por Covid 19 por cada mil habitantes en esa zona, entre tanto en el área rural se obtuvo una tasa alrededor de 2,8 personas contagiadas por cada mil habitantes. Esto quiere decir que la tasa en la ciudad o en el ámbito urbano del estado Mérida fue superior al ámbito rural”, explicó el equipo responsable de la investigación.

En lo concerniente a los diferentes factores que condicionan la distribución espacial del comportamiento del virus -en cuanto a número de contagios y muertes- en el informe se explica que son  múltiples los factores que condicionan los niveles numéricos alcanzados en uno u otro indicador. “En el contexto específico de Mérida el incumplimiento a cabalidad por parte de  muchas personas de las medidas de cuarentena y de bioseguridad es uno de los principales factores para que exista el contagio. En segundo lugar,  la presencia de un hospital centinela tipo IV como el Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula), con una extensa área de influencia en el occidente del país por la atención que brinda a pacientes con diversas enfermedades, entre ellas el Covid -19, y que tiene muchas deficiencias para la atención de todos estos pacientes, se constituye como otro factor relevante. La llegada de un número de venezolanos desde del extranjero como casos positivos asintomáticos o no, sería un tercer factor importante a considerar, además de  la fuerte conexión de la población merideña con la frontera colombo venezolana, a través del estado Táchira; podrían estar entonces entre los principales factores que se han combinado para alcanzar el número de casos. Estos aspectos podrían explicar los niveles alcanzados por los indicadores estimados tanto de las tasas de morbilidad como de mortalidad. Diversas noticias reseñadas en diversos medios de comunicación, entre marzo y diciembre, son pruebas fehacientes de la incidencia de muchos de estos factores, lo cual se ve reflejado en el informe”, explicó el equipo investigador del OVV.

El informe completo, junto a otra importante información, puede consultarse  en la página del Observatorio Venezolano de Violencia a través del enlace: https://observatoriodeviolencia.org.ve/news/covid-19-un-analisis-de-las-cifras-de-merida-en-el-contexto-nacional-y-regional/